fbpx

Cómo prepararse para una cirugía

Cuando una persona se somete a una cirugía, se pone en las manos de médicos, enfermeras y personal hospitalario muy capacitado. Sin embargo, también es importante que el paciente esté informado y entienda los procedimientos a realizarse. Esto es parte fundamental al prepararse para una cirugía e involucrarse en el tratamiento. El paciente debe tomar en cuenta que una cirugía implica un proceso que va desde antes, durante y después de la intervención quirúrgica.

Es necesario que los familiares y el paciente hablen con los cirujanos. Es fundamental entender el procedimiento que se le va a realizar al paciente y nunca tener miedo de hacer preguntas. Una sugerencia relevante es llevar a un amigo o familiar de confianza como representante de atención médica. Además, una buena práctica es pedir a los cuidadores nuevos y desconocidos que se identifiquen y expliquen su papel en el tratamiento. La participación del paciente es clave para prepararse para una cirugía y para que su atención vaya bien.

La Organización Mundial de la Salud y la seguridad quirúrgica

La atención quirúrgica ha sido un componente esencial de la atención médica en todo el mundo durante más de un siglo. A medida que aumenta la incidencia de lesiones traumáticas, cáncer y enfermedades cardiovasculares, el impacto de la intervención quirúrgica en los sistemas de salud pública seguirá creciendo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emprendido una serie de iniciativas mundiales y regionales para abordar la seguridad quirúrgica. Gran parte de este trabajo derivó del Segundo Desafío Global de Seguridad del Paciente de la OMS “La cirugía segura salva vidas”. Con esta campaña se propuso mejorar la seguridad de la atención quirúrgica en todo el mundo.  Definió un conjunto básico de normas de seguridad que se aplicaron en todos los Estados Miembros de la OMS. Entre las normas de seguridad se establacieron indicadores para tener la información necesaria para prepararse para una cirugía.

Con este fin, se convocaron grupos de trabajo de expertos internacionales para revisar la literatura y las experiencias de los médicos de todo el mundo. Llegaron a un consenso sobre cuatro áreas en las que se podrían hacer mejoras dramáticas en la seguridad de la atención quirúrgica. Esto incluyó la prevención de infecciones del sitio quirúrgico, anestesia segura, equipos quirúrgicos seguros y medición de servicios quirúrgicos.

Doctora explicando a paciente en qué consiste una fusión espinal: cómo prepararse para una cirugía

Consulta preoperatoria con el cirujano

Prepararse para una cirugía implica al menos una consulta preoperatoria con el cirujano ortopedista. Para tener presente la información necesaria para la operación, se sugiere la siguiente lista de verificación. La información sobre el paciente, su salud general y su problema específico debe conocerla tanto el cirujano, como el equipo quirúrgico. 

  • Problemas ortopédicos:  describir cuándo comenzó y qué tratamientos se ha probado.
  • Historial médico: enumerar todos los problemas médicos pasados ​​y actuales y cómo han sido tratados.
  • Historia familiar: enumerar enfermedades que existan en la familia. Incluidos los problemas que surgen durante la cirugía o con anestesia.
  • Medicamentos actuales: mencionar los medicamentos y dosis de los fármacos que se toma. Asegurarse de de incluir cualquier medicamento de venta libre o suplementos dietéticos que ingiera de manera regular.
  • Alergias y sensibilidades: enumerar todos las alergias a medicamentos, alimentos y alergias ambientales (como polen o picaduras de abejas) que se tenga. Informar al cirujano si alguna vez se ha tenido una reacción alérgica como erupción cutánea, hinchazón o dificultad para respirar. Hay algunos medicamentos y alimentos a los que se puede ser sensible, aunque no sea alérgico a ellos. Incluir estos medicamentos y alimentos en su lista y describir los efectos secundarios que ha experimentado.
  • Radiografías: imágenes, notas operativas y análisis de laboratorio. Llevar copias de registros médicos, notas operativas, radiografías, tomografías computarizadas, estudios de resonancia magnética y resultados de pruebas de laboratorio. En especial, aquellos relacionados con el problema ortopédico.
  • Preguntas o inquietudes: hacer una lista de las dudas que tiene el paciente sobre su salud y su cirugía programada. Discutir esto con el cirujano y todo el equipo quirúrgico. Es importante que el paciente comprenda los objetivos de la cirugía: cómo se realizará, los posibles riesgos o complicaciones, así como el plan de recuperación.

Prepararse para una cirugía: antes de llegar al hospital

Es importante llevar al hospital las siguientes cosas:

  • Lista de los medicamentos de venta libre y vitaminas que toma el paciente.
  • Lista de alergias y sensibilidades a medicamentos y alimentos
  • Tarjeta de seguro
  • Copias de cualquier documento legal, incluyendo apoderado médico, poder notarial o testamento vital
  • Nombre y número de teléfono del contacto principal del paciente
  • Una pequeña cantidad de efectivo

La mayoría de los hospitales proporcionan todo lo que se necesita,  por ejemplo, cepillos de dientes, ropa de cama y pantuflas. Los hombres pueden preferir su propia maquinilla de afeitar, las mujeres algunos cosméticos. Los perfumes no están permitidos.

Al paciente se le dará una banda o brazalete de identificación. Los hospitales pueden tener dos pacientes con el mismo nombre, pero hay un número exclusivo para cada paciente. Si la banda se desprende, es importante notificar a alguien para reemplazarla. 

Cooperación entre médico y paciente: ambos deben prepararse para una cirugía

Preguntas al prepararse para una cirugía

Antes de la cirugía, el médico y su equipo de atención médica harán preguntas propias del prepararse para una cirugía. Es posible que hagan preguntas, como sobre las alergias a medicamentos y la identificación del sitio quirúrgico, varias veces. Esta repetición es normal y está planificada. Uno debe esperar estas preguntas por parte del equipo médico. Entre la información necesaria, se le puede preguntar al paciente lo siguiente:

  • Padecimiento de diabetes y si se toma medicamentos para la diabetes
  • Si se toma anticoagulantes
  • Si el paciente o algún familiar directo tiene antecedentes de problemas con cirugías. Por ejemplo, reacciones adversas a la anestesia o problemas con los medicamentos

El médico revisará, discutirá y luego pedirá que firme un formulario de consentimiento que describa de manera clara el procedimiento quirúrgico programado. Es necesario que el médico confirme el sitio quirúrgico con el paciente  y luego marque el área correcta en la piel.

El paciente deberá entregar su teléfono celular, anteojos para leer, audífonos y otros artículos personales a un amigo o familiar antes de ingresar al quirófano. Estos artículos pueden devolverse cuando esté despierto y recuperándose.

Después de cirugía

Es paciente debe prestar atención al servicio y tratamiento médico que recibe. Si algo no le parece correcto, como el tipo de medicamento que está recibiendo, se recomienda informar a su médico, enfermera u otro profesional de la salud. Para lograr esto, es recomendable: 

  • Que los trabajadores del hospital salud se presenten con el paciente. Conocer sus tarjetas de identificación.
  • Observar si los cuidadores se han lavado las manos. Lavarse las manos es la forma más importante de prevenir la propagación de la infección.

Para ayudar a evitar errores en la medicación, es recomendable:

  • Asegurarse de que los profesionales de la salud confirmen su identidad. Se puede revisar su pulsera o preguntar su nombre antes de administrarle medicamentos o tratamientos.
  • Saber a qué hora del día recibe un medicamento. De esta manera, se puede informar a su enfermera o médico si omite un medicamento regular.
  • Identificar las píldoras antes de tomarlas. Los medicamentos habituales pueden tener un color o forma diferente en el hospital.
  • No tomar las pastillas que toma en casa de forma habitual, ya que se puede duplicar los medicamentos que está recibiendo en el hospital o pueden entrar en conflicto con ellos.

Prevenir caídas

El paciente no sólo debe prepararse para una cirugía sino también recuperarse de la misma. Tras una cirugía ortopédica, es de vital importancia prevenir caídas. Al pasar por una intervención quirúrgica, es necesario estar consciente del proceso de recuperación por el que pasa el cuerpo. También es fundamental considerar las siguientes recomendaciones:

  • La cirugía y los medicamentos postoperatorios pueden hacer que incluso el mejor atleta se sienta débil e inestable.
  • Algunos medicamentos y líquidos intravenosos adicionales pueden causar la necesidad de vaciar la vejiga con frecuencia. No hay que avergonzarse de pedir ayuda, sino hacerlo pronto. No esperar a que sea urgente. El personal de apoyo puede demorar un poco en llegar a la habitación.
  • Las caídas graves ocurren cuando los pacientes intentan ser independientes y no piden ayuda.
  • Por la noche, muchas personas necesitan más ayuda que la que necesitan durante el día. Para garantizar mayor seguridad se recomienda prender las luces, usar anteojos y usar zapatos antideslizantes si se levanta de la cama.
  • Las sillas de ruedas deben estar bien aseguradas antes de entrar y salir.
  • El agua caliente en una ducha puede bajar la presión arterial y causar desmayos.
Medifácil asesoría

Asesoría clínica en todo tipo de heridas y ostomías

Conocer el plan de tratamiento

Al prepararse para una cirugía, es indispensable que la información respecto al padecimiento y a sus respectivos tratamientos la conozcan no solo el personal médico sino también el paciente mismo. Por este motivo se motiva a los pacientes a:

  • Hacer preguntas para asegurarse de comprender todos los pasos siguientes del tratamiento.
  • Pedir a los visitantes a lavarse las manos antes y después de las visitas.
  • Desalentar las visitas de amigos y familiares que no se sientan bien. Los niños son portadores frecuentes de resfriados.
  • Si el personal mueve la mesita de noche o la  mesa rodante, pedir que la vuelvan a poner antes de irse. De lo contrario, el agua, los artículos personales, el teléfono o incluso el botón de llamada pueden estar fuera del alcance.
  • El personal que ayuda a repartir los alimentos no solo debe dejar la bandeja en la habitación, sino asegurarse que sea accesible para el paciente.
  • Si el equipo en la habitación comienza a sonar o zumbar, no alarmarse. Por lo general, es algo simple como el IV que le indica a la enfermera que es hora de volver a llenarlo.

Al darse de alta

Paciente adulto mayor al darse de alta después de una cirugía

Por lo general, el paciente recibe muchas instrucciones justo antes de partir. La enfermera dará al paciente lo mas importante por escrito por escrito, incluida una lista de los medicamentos a tomar. Es difícil recordarlo todo. Como siempre, es importante hacer todas las preguntas necesarias. También se recomienda que un miembro de la familia esté presente para ayudar a recordar las indicaciones. Puede ser de utilidad tomar notas. Lo más importante a saber, suele ser:

  • Cuando volver a ver al doctor
  • Fechas y horarios si las enfermeras o terapeutas a domicilio acuden a usted
  • Cuando cambiar tus vendajes
  • En qué momento se permite bañarse y cómo hacerlo
  • Cuando está bien estar solo en la casa
  • A partir de qué momento se puede comenzar a conducir
  • Instrucciones sobre la elevación de la extremidad operada y sobre la carga de peso después de la cirugía

Además de lo antes mencionado, también es importarse saber cuál puede ser un signo de complicaciones, como infecciones o coágulos sanguíneos. Es necesario saber cómo comunicarse de manera eficaz con su médico o equipo de atención médica si se notan signos de complicación.  

Ahora bien, incluso en casa, levantarse para ir al baño por la noche puede ser peligroso. Las pastillas para dormir y los medicamentos para el dolor pueden causar problemas inesperados de equilibrio. A su vez, la pérdida de sangre durante la cirugía puede hacer que se sienta mareado cuando se pone de pie por primera vez. Se recomienda quedarse quieto al lado de la cama por un momento antes de caminar. También es bueno tomar en cuenta que vaciar la vejiga puede disminuir la presión arterial y causar desmayos. 

Conclusión

Investigaciones muestran que los pacientes que participan en las decisiones sobre su atención médica tienen más probabilidades de tener mejores resultados. Por este motivo, se motiva a los pacientes a saber cómo prepararse para una cirugía. Esto se logra al hacer preguntas, comprender el tratamiento y seguir las instrucciones. De está manera, el paciente estará en camino a una buena recuperación. 

Icono Redes Sociales Meditip, El Portal de la Salud¡Escríbenos y síguenos en nuestras redes sociales!

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes: tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Síguenos por redes sociales y haznos saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. También puedes sugerirnos temas de salud de los que te gustaría aprender más.

Fuentes de consulta:

OrthoInfo. (2019). Patient Guide to Safe Surgery. 1 de marzo de 2021, de American Academy of Orthopaedic Surgeons Sitio web: https://orthoinfo.aaos.org/en/treatment/patient-guide-to-safe-surgery/

World Health Organization. (2019). Why safe surgery is important. 1 de marzo de 2021, de World Health Organization Sitio web: https://www.who.int/patientsafety/safesurgery/en/

World Health Organization. (2009). WHO guidelines for safe surgery: safe surgery saves lives. 1 de marzo de 2021, de World Health Organization Sitio web: https://www.who.int/patientsafety/safesurgery/tools_resources/9789241598552/en/

Royal College of Surgeons of England. (2011). Five steps to safer surgery. 1 de marzo de 2021, de Annals of the Royal College of Surgeons of England Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3604917/ 




Compartir en:

Escríbenos