Qué es la recesión gingival

La recesión gingival también es conocida como encías retraídas. Las encías son el tejido que cubre las raíces de los dientes. Estas raíces quedan expuestas cuando las encías se recorren o si el diente está en una posición anormal. La recesión gingival es común y a menudo pasa inadvertida en etapas tempranas. Existen muchos factores de riesgo, pero la edad es uno de las principales. El 88% de las personas mayores de 65 años tiene encías retraídas en al menos un diente.

Ilustración de la recesión gingival o encías retraídasLa mayor preocupación de tener recesión gingival es cuando las raíces de los dientes se exponen. Esto incrementa el riesgo de caries, infección o la pérdida del diente. El tratamiento puede detener o revertir el proceso de la recesión dental si se comienza de manera oportuna.

La encía es un tejido denso con un buen suministro de vasos sanguíneos debajo de una superficie húmeda. A dicha superficie se le llama membrana mucosa y se une al resto del revestimiento de la boca, pero es de color rosa en lugar de rojo brillante. Las encías rodean los dientes con firmeza hasta el cuello de cada uno y están unidas al hueso de la mandíbula. Las encías cubren las raíces para protegerlas debido a que son más frágiles que el resto de los dientes.

La recesión gingival expone las frágiles raíces de los dientes a las bacterias, la placa y otras formas de caries.

Causas de la encías retraídas

Las encías retraídas ocurren cuando el tejido de las encías se retrae y expone las raíces de los dientes. Esto puede darse por diversos hábitos inadecuados. El tratamiento a menudo depende de la causa del problema.

Las siguientes son algunas de las causas más comunes de recesión de encías:

Uso de hilo dental o cepillado agresivo: es importante asegurarse de cepillar los dientes y no tallarlos. Es recomendable usar un cepillo dental suave.

Predisposición genética: las características de las encías están determinadas por la genética, al igual que el resto del cuerpo. Si uno o ambos padres tienen recesión de encías, hay un mayor riesgo de padecer encías retraídas.

Posicionamiento anormal de los dientes: si los dientes no están alineados correctamente, las encías retraídas pueden ocurrir.

Rechinamiento de los dientes o bruxismo: este hábito puede ser la causa de muchas enfermedades dentales, no solo la recesión gingival. Es importante avisar al dentista si se cree que se está rechinando los dientes. Rechinar los dientes se puede tratar fácilmente y sin dolor con un protector bucal y otras opciones. Este hábito puede presentarse al dormir.

Trauma en el tejido de las encías: el tejido de las encías puede retroceder cuando ocurre una lesión traumática en uno o más dientes.

Encías retraídasSalud oral deficiente: si los hábitos de salud oral no son los adecuados, las encías retraídas pueden ser el resultado de la periodontitis.

Tabaquismo: no se trata solamente de fumar. Una persona está en mayor riesgo de sufrir recesión gingival al masticar tabaco o consumir cualquier producto que lo contenga.

Niveles hormonales: los cambios en los niveles de estrógeno durante la vida de una mujer, como la pubertad, el embarazo y la menopausia, pueden hacer que las encías sean más sensibles y vulnerables a la recesión gingival.

Diagnóstico de la recesión gingival

Un dentista generalmente puede detectar las encías retraídas de inmediato. Al mirar de cerca a los dientes, el paciente puede notar que las encías se recorren y dejan las raíces dentales descubiertas. Esto puede percibirse en uno o más dientes.

La recesión gingival puede aparecer gradualmente. Es posible que una persona no note el cambio en las encías de un día para otro. En caso de asistir a una cita con el dentista dos veces al año, él puede hacerle saber al paciente si se formó una recesión durante el intervalo entre visitas. El dentista puede realizar lo siguiente:

  • Examinar las encías y observar cualquier signo de inflamación.
  • Usar una pequeña regla llamada “sonda” para verificar y medir cualquier bolsa alrededor de los dientes. En una boca sana, la profundidad de estas bolsas suele ser de entre uno y tres milímetros. Esta prueba de profundidad de bolsa generalmente no es dolorosa.
  • Preguntar sobre el historial médico para identificar condiciones o factores de riesgo (como tabaquismo o diabetes) que pueden contribuir a la enfermedad de las encías.

El profesional dental también puede:

  • Tomar una radiografía si sospecha de pérdida ósea.
  • Referir a un periodoncista. Los periodoncistas son expertos en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de las encías y pueden brindar opciones de tratamiento que un dentista general no ofrece. Cabe mencionar que el dentista general ofrece servicios en los que el periodoncista no se especializa.

Tratamiento de la recesión gingival

Rayos-x-dentalesLa recesión gingival leve se puede tratar con una limpieza profunda profesional en el área afectada. Durante la limpieza profunda, la placa y el sarro se elimina y el área de la raíz expuesta se suaviza. Esto dificulta la unión de las bacterias. Los antibióticos también se pueden usar para matar cualquier bacteria restante. Si la limpieza profunda no es suficiente para tratar la afección y existe una pérdida excesiva de hueso y bolsas periodontales profundas, es posible que se requiera cirugía de encías retraídas.

Medicamentos

Un periodoncista puede determinar el mejor tratamiento para salvar los tejidos de las encías y los dientes. Primero, si se encuentra una infección en las encías, se puede recetar antibióticos. También se puede usar otros medicamentos para tratar el problema subyacente que está causando la recesión de las encías. Las opciones incluyen:

  • Gel antibiótico tópico
  • Chips antisépticos
  • Enjuague bucal antimicrobiano
  • Supresores de enzimas

Cirugía

La cirugía puede usarse en los peores casos de encías retraídas. En general, hay dos opciones: cirugía de colgajo e injerto.

La cirugía de colgajo es una limpieza profunda de tejido utilizada si otros tratamientos fallan. Elimina la acumulación de bacterias y sarro dentro de las encías. Para realizar esta cirugía, un periodoncista levanta las encías y luego las vuelve a colocar cuando termina el procedimiento. A veces los dientes pueden parecer más largos después de la cirugía de colgajo porque las encías se ajustan más cerca de ellos.

En el injerto, el objetivo es revivir los tejidos de las encías o los huesos. Durante el procedimiento, el periodoncista coloca una partícula sintética o una pieza de hueso o tejido para ayudar a que las encías vuelvan a crecer. Es importante tener en cuenta que este proceso no puede ser exitoso a largo plazo sin una atención oral integral.

Prevención de la recesión gingival

Cepillarse los dientes

Cepillarse los dientes

El cuidado integral de la boca es la mejor manera de prevenir la recesión de las encías. Cepillarse y usar hilo dental todos los días, así como visitar al dentista al menos dos veces al año es recomendable. Es posible que el dentista solicite visitas con más frecuencia si tiene recesión gingival. El dentista puede recomendar lo siguiente:

  • Dejar de fumar
  • Tener una dieta sana y balanceada
  • Controlar posibles cambios en la boca.
  • Usar un cepillo de dientes eléctrico.
  • Cepillar los dientes correctamente, al menos dos veces al día
  • Usar un cepillo de cerdas con un limpiador de lengua
  • Usar hilo dental
  • Masajear las encías
  • Usar enjuague bucal y pasta dental con flúor para encías retraídas

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Rebecca Gatesman. (2017). Receding Gums And Treatment And Causes. 31 de mayo de 2018, de Colgate Sitio web: https://www.colgate.com/en-us/oral-health/conditions/gum-disease/receding-gums-and-treatment-and-causes-0214

National Institute of Dental and Craniofacial Research. (2017). Gum Disease. 31 de mayo de 2018, de National Institutes of Health Sitio web: https://www.nidcr.nih.gov/health-info/gum-disease/more-info

Oral-B. (2017). Receding Gums: Symptoms, Causes and Treatments. 31 de mayo de 2018, de P&G Family Sitio web: https://oralb.com/en-us/oral-health/conditions/gums/receding-gums-symptoms-causes-treatments

Cleveland Clinic. (2017). Gingivitis and Periodontal Disease (Gum Disease). 31 de mayo de 2018, de Cleveland Clinic Sitio web: https://my.clevelandclinic.org/health/diseases/10950-gingivitis-and-periodontal-disease-gum-disease

James Roland. (2016). What Are Treatments for Receding Gums?. 31 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/receding-gums-treatment

Kristeen Cherney. (2017). Receding Gums. 31 de mayo de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/dental-oral-health-receding-gums

Marcus McGill. (2016). Everything you need to know about receding gums. 31 de mayo de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/312992.php

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos