¿Qué son las fracturas vertebrales?

fractura vertebralLas fracturas vertebrales son comunes en todo el mundo y tienen un gran impacto en la calidad de vida. Si no se tratan lo más pronto posible, pueden imposibilitar el desarrollo de las actividades diarias de una persona. El dolor de espalda, pérdida de apetito y problemas para dormir son algunos ejemplos. En caso de ser diagnosticado con una fractura por compresión vertebral, un tratamiento mínimamente invasivo es una opción terapéutica que debe considerarse.

En ocasiones, se piensa que el dolor de espalda es parte de envejecer. No siempre es verdad y se debe ser precavido pues el tratamiento es necesario. Si una persona está cerca de los 60 años, pueden presentarse señales de tener pequeñas grietas en las vértebras de la columna.

La fractura en cuña es un subtipo de fractura por compresión vertebral. Parte de la vértebra colapsa por la presión y toma forma de cuña.

¿Cómo ocurren las fracturas vertebrales?

Las personas que desarrollan fracturas vertebrales no relacionadas con un trauma o golpe usualmente tienen huesos debilitados. Esto se debe a condiciones como osteoporosis, tumores u otras condiciones médicas, como infecciones. En ocasiones se les conoce como fracturas de baja energía.

Los huesos debilitados son la raíz del problema. Las fracturas por compresión vertebral son causadas en su mayoría por osteoporosis, cuyo principal efecto es la debilitación de los huesos. Esto tiene una relevancia especial en mujeres mayores de 50 años que están atravesando la menopausia.

Cuando los huesos son frágiles, las vértebras no son tan fuertes para apoyar a la columna en las actividades diarias. Al tratar de agacharse para levantar un objeto, tropezar o resbalar, las vértebras pueden estar en peligro de sufrir una fractura. Incluso, el hecho de toser o estornudar puede causar una fractura por compresión vertebral en caso de padecer osteoporosis severa.

Después de una serie de pequeñas fracturas vertebrales, el cuerpo empieza a mostrar efectos. La fuerza y forma de la columna cambia y la estatura se reduce debido a que la columna es más corta.

La mayoría de las fracturas vertebrales ocurren en la parte frontal de la vértebra. Al acumularse, la parte frontal del hueso se colapsa. La parte posterior o trasera de la vértebra está compuesta de hueso más duro, por lo que permanece intacta. Esto crea una vértebra en forma de cuña, la cual puede conducir a tener una postura encorvada. Muchas personas la conocen como joroba de la viuda, pero los médicos la nombran hipercifosis.

¿Quiénes están en riesgo?

Hay dos grupos de personas que tiene el mayor riesgo de padecer una fractura por compresión vertebral:

  • Personas con osteoporosis
  • Personas con cáncer que se ha extendido a los huesos

Si una persona ha sido diagnosticada con ciertos tipos de cáncer (incluyendo mieloma múltiple y linfoma) el doctor monitorea las posibles fracturas vertebrales. Sin embargo, estas pueden ser el primer signo de que una persona tiene cáncer. Por otro lado, la mayoría de las fracturas por compresión vertebral son a causa de la osteoporosis. Otras personas tienen más probabilidad de contraer la enfermedad por las siguientes causas:

  • Etnicidad: mujeres blancas y asiáticas tienen más riesgo.
  • Edad: las probabilidades son más altas en mujeres mayores de 50 años e incrementa.
  • Peso: mujeres delgadas son más propensas.
  • Menopausia temprana: las mujeres que pasaron por ella antes de los 50, tienen más posibilidades de padecer osteoporosis.
  • Fumadores: las personas que fuman pierden espesor de hueso más rápido que los no fumadores.

Centro de ortopedia integral. Regístrate y obtén una consulta de valoración a un precio especial, clic aquí  

Consulta de valoración ortopédica con un precio especial

Recibe atención personalizada por un experto y evita complicaciones

Fracturas estables e inestables

Las fracturas estables no causan deformidades o problemas neurológicos en la columna. Con una fractura estable, la columna sigue siendo capaz de distribuir bien el peso corporal. Cabe mencionar que no funciona como si no hubiera fractura, pero es capaz de funcionar con una fractura estable.

Las fracturas inestables dificultan a la columna para distribuir y cargar el peso del cuerpo. También existe la probabilidad de que progresen y causen un daño mayor. Incluso, estas fracturas pueden causar deformidades en la columna.

Fracturas mayores y menores

Una fractura menor significa que los elementos posteriores (parte posterior) de la vértebra se rompieron. Estas son las partes de la columna que no son tan importantes para la estabilidad o la estabilidad a nivel fractura. Los elementos posteriores incluyen la apófisis espinosa y las articulaciones facetarias (también llamados procesos articulares). Si se fractura esta parte de las vértebras, pede ser no tan grave.

La fractura mayor significa que parte del cuerpo vertebral, los pedículos o la lámina se han fracturado. Cuando se fracture el cuerpo vertebral se considera fractura mayor porque este ayuda a cargar gran parte del peso y a distribuir la fuerza de los movimientos.

Si este cuerpo se rompe, se presentan problemas serios con la correcta alineación de las vértebras. Fracturar los pedículos o la lámina es peligroso debido a la mayor posibilidad de daño nervioso. Además, los pedículos y lámina proporcionan una gran ayuda para mantener la columna vertebral estable.

Tipos de fracturas vertebrales

¿Cuáles son las consecuencias?

Además de ser extremadamente dolorosa, una fractura vertebral puede afectar el balance de la columna. Esto conlleva a incrementar el riesgo de nuevas fracturas vertebrales. Después de una fractura inicial, la posibilidad de desarrollar otra aumenta hasta cinco veces.

Cada fractura vertebral adicional agrava la deformidad de la columna vertebral. Esto desarrolla una curvatura hacia adelante de la columna (hipercifosis), incrementando el riesgo de complicaciones o la reducción de capacidades funcionales como:

  • Reducción de la movilidad, pérdida de balance e incremento en el riesgo de caídas.
  • Reducción de la capacidad pulmonar.
  • Dolor de espalda crónico y fatiga.
  • Reducción del apetito y problemas para dormir.
  • Depresión, ansiedad y baja autoestima.

Sin embargo, las fracturas vertebrales en ocasiones son confundidas con otros tipos de dolor de espalda. Por lo tanto, es importante reportar un nuevo o inusual dolor de espalda al doctor inmediatamente. Un diagnóstico temprano da más opciones de tratamiento.

Diagnóstico y pruebas

Solo una de cada tres fracturas es reportada clínicamente. Sin embargo, cuando el médico sospecha acerca de posibles fracturas vertebrales, puede realizar los siguientes exámenes.

Rayos X: esta prueba se realiza a las personas mayores de 65 que padecen cáncer u osteoporosis, o que tienen un trauma significativo. En caso de que una persona sea menor a 65 años y no tenga condiciones médicas o problemas severos, no se requiere esta prueba.

Tomografía computarizada de la columna: si se confirma una fractura, el médico requiere una tomografía para determinar la extensión de la misma.

Resonancia magnética de la columna: si la persona padece de incontinencia o retención, debilidad o insensibilidad en piernas y brazos, se procede a realizar esta prueba.

Tratamiento

Faja para la espaldaEl tratamiento para fracturas vertebrales dependerá de dónde se localiza y el tipo de fractura, así como de la cantidad de compresión neurológica. Fracturas menores pueden ser tratadas con arriostramiento cervical (uso de fajas especiales). Fracturas más complejas o con compresión de la médula espinal pueden requerir tracción, cirugía o una combinación de ambas.

Para pacientes con compresión neurológica o fracturas inestables, la intervención quirúrgica es apropiada para estabilizarla, remover cualquier compresión nerviosa y ayudar a la curación. La rehabilitación es una parte esencial para el tratamiento una vez que la fractura vertebral fue curada. También permite a los pacientes reducir el dolor y minimizar la discapacidad con la esperanza de recuperar el nivel de funcionalidad antes de la lesión.

Prevención de fracturas por compresión vertebral

El método más importante es prevenir la osteoporosis. Aquí dejamos una serie de cosas podrían ayudar a lograrlo:

  • Tener una dieta alimentaria balanceada
  • Ejercitarse regularmente, incluyendo el levantamiento de pesas y ejercicios de fuerza ayuda a fortalecer los huesos.
  • Dejar de fumar, se ha demostrado que el tabaco debilita los huesos.
  • Consumir calcio y suplementos con vitamina D en caso de estar en riesgo de padecer osteoporosis.

Las mujeres que han pasado la menopausia, una terapia de reemplazo de estrógenos podría ser indicada para prevenir osteoporosis. Medicamentos como el alendronato y risedronato muestran reducción del desarrollo de osteoporosis. Esto siempre y cuando se tomen con dosis apropiadas de calcio y vitamina D. También han demostrado ser beneficiosos al disminuir la tasa de pérdida ósea en personas con osteoporosis.

Si una persona tiene una terapia diaria con esteroides debido a otra condición médica, tiene que consultar con su médico otros métodos para reducir la dosis. Es posible que, reduciendo las dosis, se reduzcan también las probabilidades de desarrollar osteoporosis.

Estadísticas importantes

Dolor por fractura vertebralLas fracturas por compresión vertebral son el tipo de fracturas osteoporóticas más comunes con el 46% de casos. Se encuentra muy por encima de las fracturas en la cadera con 16% y de muñeca con 16% de los casos. Se estima que después de los 50, de una a dos mujeres y de uno a cinco hombres, podrán sufrir una fractura osteoporótica vertebral.

En el año 2000 había un estimado de 1.4 millones de casos de fracturas osteoporóticas vertebrales en todo el mundo.

Una cifra importante a resaltar: el 20% de las mujeres que han sufrido de una fractura por compresión vertebral, puede sufrir otra dentro de los próximos 12 meses.

Fuentes

Vexim – Spinal Fractures

Virginia Spine Institute – Spinal Fracture

Jenis, Andrew. (2017). Vertebral Compression Fracture. 2017, de E Medicine Health Sitio: https://www.emedicinehealth.com/vertebral_compression_fracture/article_em.htm

WebMD Medical Reference. (2016). Causes of Spinal Compression Fractures. 2017, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/osteoporosis/guide/spinal-compression-fractures-causes#2

 

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos