¿Qué es una hernia umbilical?

niño con hernia umbilicalUna hernia umbilical ocurre cuando los músculos del estómago no se unen completamente. De esta manera, el intestino, grasa, líquido u otros tejidos sobresalen a través de este punto débil alrededor del ombligo. Generalmente son indoloras y no causan alguna molestia.

Comúnmente se da en bebés recién nacidos y niños pequeños, especialmente en bebés nacidos prematuramente. El cordón umbilical conecta a la madre y al feto mientras este se encuentra en el útero. Estos cordones pasan a través de una pequeña abertura en los músculos del estómago del bebé. En la mayoría de los casos, el agujero se cierra poco después de su nacimiento. Alrededor del 20% de los bebés nacen con una hernia umbilical.

Esta hernia a menudo se cierra sin tratamiento. Esto quiere decir que los músculos vuelven a cerrarse antes del primer cumpleaños del niño. Es importante saber que las hernias umbilicales también pueden desarrollarse en adultos. Sin tratamiento, es posible que esta hernia empeore con el tiempo.

data-ad-format="auto">

Causas

El anillo umbilical se compone de varios músculos y tejidos que se forman donde los vasos sanguíneos del cordón umbilical ingresan al cuerpo de un feto. Generalmente este se cierra poco después de haber nacido el bebé. En caso de que no se cierre, el tejido se puede abultar a través de la abertura, creando una hernia.

Por lo general, en un adulto ocurre cuando se ejerce demasiada presión sobre una sección débil de los músculos en el estómago. Algunos factores son:

  • Sobrepeso.
  • Embarazos frecuentes.
  • Embarazos de gestión múltiple (gemelos, trillizos, etc.).
  • Fluidos en la cavidad abdominal.
  • Cirugía estomacal.
  • Tos persistente y fuerte.

Síntomas

Por lo general, se puede ver una hernia umbilical en un bebé cuando el muñón del cordón umbilical se cae. Esto a unas pocas semanas después del nacimiento. Sin embargo, algunos niños no desarrollan una hernia hasta que son un poco mayores.

Cuando un niño tiene una hernia umbilical, se puede notar lo siguiente:

  • Un bulto blando debajo de la piel del ombligo.
  • El médico puede volver a meter parte del bulto.

bebé con hernia umbilicalEl bulto se puede distinguir fácilmente cuando el niño se sienta o para en posición vertical. También puede notarse cuando ejerce presión sobre los músculos del estómago cuando llora, tose o evacúa.

Las hernias umbilicales pueden variar de tamaño. Raramente llegan a ser más grande de 2.5 cm de ancho. Incluso, la mayoría de los niños no siente dolor por una hernia umbilical.

Es importante acudir con un médico si el niño o bebé vomita, presenta dolor o tiene la barriga hinchada.

Complicaciones

Para los niños, las complicaciones por una hernia umbilical son raras. En algunos casos, las complicaciones ocurren, cuando el tejido abdominal protruyente queda atrapado. Por lo tanto, no puede ser empujado hacia dentro de la cavidad abdominal. Esto reduce el suministro de sangre a esa sección del intestino atrapado y provoca dolor umbilical y tisular. Si la porción atrapada está completamente separada del suministro de sangre (hernia estrangulada) puede ocurrir muerte del tejido. Esta infección se puede diseminar por toda la cavidad abdominal, causando un peligro potencialmente mortal.

Los adultos que desarrollan una hernia umbilical son más propensos a sufrir estrangulamiento u obstrucción de los intestinos. Por lo general se requiere emergencia para tratar estas complicaciones. Los síntomas de hernias umbilicales estranguladas incluyen:

  • Fiebre.
  • Estreñimiento.
  • Dolor abdominal severo.
  • Sensibilidad en el abdomen.
  • Vómitos.
  • Abdomen abultado o redondo.
  • Enrojecimiento o decoloración.

Diagnóstico

El médico realiza un examen físico para determinar la presencia de una hernia umbilical en niños o adultos. De igual manera verifica si puede ser empujada hacia la cavidad abdominal. También se examina si el bebé o adulto tiene el cordón umbilical atrapado o estrangulado. Esto es especialmente relevante, puesto que la parte atrapada puede no estar recibiendo suministro de sangre.

El médico puede solicitar una radiografía o realizar una ecografía en el área del estómago para asegurarse de que no haya complicaciones. Es posible que se requieran análisis de sangre para detectar infecciones, especialmente si el intestino está bloqueado o estrangulado.

Tratamiento

Si es necesario, las hernias umbilicales se tratan con cirugía para colocar el bulto en su lugar. De igual forma, se busca fortalecer la pared abdominal. Esta operación se recomienda si la hernia del niño es grande o no ha desparecido cuando tiene más de tres años.

Por lo general, se recomienda que se espere a que el niño pase de esa edad porque la cirugía no es esencial. Esto solo a menos que se presenten complicaciones antes, aunque el riesgo de estas es muy bajo. Sin embargo, la cirugía para la mayoría de los adultos con hernia umbilical es recomendable. Esto porque es poco probable que la hernia mejore por sí sola cuando se es más grande y el riesgo de complicaciones es mayor. Entre las complicaciones que pueden desarrollarse por una hernia umbilical son incluyen:

  • Obstrucción: cuando una sección del intestino queda atrapada fuera del abdomen, causando náuseas, vómitos y dolor.
  • Estrangulación: cuando una sección del intestino queda atrapada y se corta el suministro de sangre. Esto requiere cirugía de emergencia en cuestión de horas para liberar el tejido atrapado. De esta manera, el suministro de sangre se restaura y eso evitaría un peligro latente de morir.

La cirugía elimina la hernia y evita complicaciones graves. Aunque existe la posibilidad de que reaparezca después de la operación.

imagen referencia de una hernia umbilical

Cirugía en niños

La mayoría de las hernias umbilicales en bebés cierran solas antes de los 3 años. Es posible que el médico empuje el bulto hacia el abdomen durante un examen físico. De ninguna manera se debe hacer esto por cuenta propia de los padres. Para los niños, la cirugía se reserva cuando:

  • Hay mucho dolor.
  • Tiene más de 1.5 cm de diámetro.
  • Son grandes y no disminuyen en tamaño durante los primeros años.
  • No desaparecen después de los 3 años.
  • Atrapa o bloquea los intestinos.

Complicaciones de la cirugía

Las complicaciones de una reparación de hernia no son muy comunes, sin embargo, incluyen:

  • Herida infectada con necesidad de antibióticos.
  • Reaparición de la hernia
  • Se siente enfermo, con dolor de cabeza o entumecimiento en las piernas unas horas después de la operación.

El ombligo a menudo parece normal después de la cirugía, pero no existe la posibilidad de que su apariencia cambie como resultado de la operación.

Fuentes

Johnson, S., Cafasso, J. (2015). Umbilical Hernia. 2017, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/umbilical-hernia#complications5

WebMD Medical Reference. (2015). Umbilical Hernia in Children – Topic Overview. 2017, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/parenting/baby/tc/umbilical-hernia-in-children-topic-overview#1

NHS Choices. (2015). Umbilical hernia repair Overview. 2017, de National Health Service Sitio web: https://www.nhs.uk/conditions/umbilical-hernia-repair/

Mayo Clinic Staff. (2015). Umbilical hernia. 2017, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/umbilical-hernia/basics/treatment/con-20025630

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos