¿Qué son las hernias?

Ilustración de una herniaLas hernias son partes de órganos o tejido graso que se salen por un punto débil en el músculo circundante u otro tipo de tejido. Comúnmente ocurren debido al aumento de la presión en un área debilitada del cuerpo. Las hernias más comunes son la hiatal (estómago), inguinal (ingle), umbilical (ombligo) e incisional (después de una intervención quirúrgica).

El tratamiento generalmente incluye cirugía para reparar la hernia. Las hernias no pueden prevenirse en ciertos casos. Las buenas técnicas de postura y levantamiento de objetos ayuda a reducir el riesgo de padecer una. Puede ser dolorosa, especialmente al toser, inclinarse o levantar algo pesado.

Causas

Las hernias pueden producirse por una combinación de presión y una abertura o debilidad del músculo o fascia, que es una membrana que cubre todas las estructuras del cuerpo. La presión empuja un órgano o tejido a través de la abertura o punto débil.

data-ad-format="auto">

Cualquier cosa que produzca un aumento en la presión de alguna parte del cuerpo puede causar una hernia. Esto incluye:

  • Levantar objetos pesados sin estabilidad en los músculos del abdomen
  • Diarrea o estreñimiento
  • Tos persistente o estornudos

Factores como obesidad, nutrición inadecuada y tabaquismo pueden debilitar los músculos. Esto tiene como consecuencia que las hernias sean más probables.

Tipos de hernias

Desde pestañear hasta correr todo un maratón, los músculos del cuerpo hacen posible cada movimiento. Sin embargo, no es todo lo que hacen. Debido a que un músculo es denso y fuerte, ayuda a mantener a los órganos en su lugar.

En ocasiones, puede existir o formarse un punto débil en una pared de algún músculo que normalmente es firme. Cuando esto sucede, un órgano u otro tejido puede pasar a través de esta abertura y, por lo tanto, provocar una hernia.

Existen muchos tipos de hernias. Algunas pueden doler, pero la mayoría de las veces sólo se puede notar un bulto o protuberancia en el vientre o ingle. Generalmente no desaparecen sin algún tipo de tratamiento y a menudo se necesita cirugía. Algunas hernias pueden estar presentes al momento de nacer, aunque lo más común es que se desarrollen más tarde en la vida.

tipos de hernias

Hernia inguinal

Una hernia inguinal ocurre cuando el tejido, intestino o vejiga es empujado a través de un punto débil en el músculo de la ingle. La mayoría de estas hernias ocurre porque una abertura en la pared muscular no cierra completamente antes del nacimiento. Esto provoca que exista un área débil en el músculo del vientre. Cuando el tejido sale a través del músculo, se crea un bulto.

El síntoma principal de una hernia inguinal es un bultito redondo en la ingle o en el escroto. Este bulto puede doler o arder y puede formarse en un período de semanas o meses. Sin embargo, puede aparecer repentinamente después de levantar algo pesado, toser, esforzarse o reír. Si se tiene una hernia inguinal, se debe saber que no se curará sola. La cirugía con frecuencia es la única forma de tratarla.

Hernia femoral

Esta hernia ocurre cuando el tejido se hincha desde la parte inferior del abdomen hacia la parte superior del muslo, justo debajo del pliegue de la ingle. En otras palabras, el intestino ingresa al canal que lleva la arteria femoral hacia la parte superior del muslo. Las hernias femorales ocurren con más frecuencia en mujeres que en hombres. El dolor de esta hernia suele sentirse en el área de la ingle y puede confundirse con una hernia inguinal.

Las hernias femorales son difíciles de diagnosticar. Incluso, la hernia puede ser demasiado pequeña para que el médico la perciba en un examen físico. Es posible que se necesite otro tipo de pruebas. A menudo se puede encontrar cuando se atrapa una parte del intestino y se corta el suministro de sangre en el tejido. A esto se le conoce como hernia estrangulada y requiere cirugía de emergencia.

Hernia umbilical

La hernia umbilical ocurre cuando el intestino, la grasa o el líquido sale a través de un punto débil en el abdomen. Esto causa un bulto cerca del ombligo o en el ombligo.

En niños

Las hernias umbilicales a menudo ocurren en bebés. La mayoría de las veces cierran por sí solas cuando el bebé tiene un año. A veces se necesita cirugía.

En adultos

Estas hernias pueden ocurrir en personas que tienen problemas de salud por una mayor presión en el abdomen, como tener sobrepeso, estar embarazada o acumular líquidos en el abdomen (ascitis). Otros problemas de salud también conducen a desarrollar una hernia umbilical. Algunos de estos son la tos crónica, estreñimiento crónico y problemas para orinar debido a una próstata demasiado grande. Hay una posibilidad muy grande de detección de una hernia umbilical durante un examen físico realizado por un médico.

Las hernias umbilicales tienden a agrandarse con el tiempo. Es posible que se necesite cirugía para tratarla, especialmente si esta se agranda o se vuelve dolorosa. Sin tratamiento, existe el riesgo de que se convierta en una hernia estrangulada. Esto significa que se queda atrapa una parte del intestino o la grasa y se corta el suministro de sangre al tejido. Puede ser muy doloroso y requiere cirugía de emergencia. Se debe contactar al médico de inmediato si el bulto se hincha, duele o se decolora.

Hernia incisional

La hernia incisional puede ocurrir después de una cirugía en el vientre. Pueden pasar meses e incluso años antes de que se manifieste. Esta hernia se produce cuando el intestino sale a través de la pared abdominal en el sitio de la cirugía. Este tipo es más común en personas mayores o con sobrepeso que están inactivas después de la intervención quirúrgica. La mayoría de las veces ocurre a lo largo de una incisión vertical y la pueden presentar personas que tienen una o varias de las siguientes características:

  • Sobrepeso
  • Edad avanzada
  • Uso de medicamentos esteroides
  • Problemas pulmonares después de la cirugía
  • Infección en la herida después de la cirugía
  • Múltiples cirugías en la misma zona

Una hernia incisional puede ser grande y dolorosa. El médico puede recomendar diferentes opciones de tratamiento.

Hernia epigástrica

Una hernia epigástrica se presenta cuando la grasa empuja y sale a través de un punto débil de la pared del vientre. Suele ubicarse en el centro del vientre entre el esternón y el ombligo, o en el ombligo. La mayoría de las veces, estas hernias son pequeñas y puede tenerse más de una a la vez.

Las hernias epigástricas a menudo no tienen síntomas, pero pueden causar dolor en la parte superior del abdomen. Es posible que se necesite cirugía para reparar una hernia epigástrica. Hable con su médico sobre sus opciones de tratamiento.

Hernia hiatal

Esta hernia es diferente a los otros tipos de hernias, ya que involucra al estómago en lugar del intestino. Esta ocurre cuando parte del estómago sale a través del hiato. El hiato es una abertura en el diafragma y dentro del pecho, a través de la cual pasa el esófago. El diafragma es una lámina de músculo que separa el vientre del pecho. A diferencia de las otras hernias, no se puede ver ni sentir una hernia hiatal.

Si bien la mayoría de las personas con una hernia hiatal no tienen síntomas, es común que quienes la padecen sufran de acidez estomacal. Si se presentan síntomas o son muy graves, puede tratarse de reflujo gastroesofágico. Una hernia hiatal puede conducir a padecer reflujo gastroesofágico, pero este puede tener otras causas.

Si no se tiene síntomas, no se necesita tratamiento. En caso contrario, el médico puede sugerir cambios en el estilo de vida o algunos medicamentos.

Reparación de una hernia

cirugía de herniaLa reparación más frecuente consiste en una operación para la corrección de esta salida y abultamiento de órganos o tejidos internos a través de la pared que lo contiene. Puede ser de dos tipos: herniorrafía o hernioplastía. Esta operación se realiza para corregir hernias del abdomen, ingle, diafragma, cerebro o el sitio de una operación previa. La reparación de la hernia se realiza a menudo como un procedimiento ambulatorio.

Técnicas de reparación

Reparación abierta

El primer factor diferenciador en la reparación de una hernia es si la cirugía se realiza de forma abierta o por laparoscopía. La reparación abierta es cuando se realiza una incisión directamente o cerca del lugar donde está la hernia. La hernia es separada de los tejidos que la rodean, se extirpa el saco herniario o se empuja hacia el abdomen.

El cirujano cierra los músculos abdominales debilitados con puntos de sutura y a menudo coloca una malla para fortalecer la pared abdominal. Esto se hace con el objetivo de reparar la debilidad en el abdomen.

Reparación laparoscópica

La reparación laparoscópica es cuando se utilizan cámaras y equipos mínimamente invasivos y la hernia se repara con pequeñas incisiones adyacentes a la hernia. Estas técnicas son similares a las utilizadas para la cirugía laparoscópica de la vesícula biliar. El cirujano hace de tres a cinco pequeños incisiones (perforaciones) en la parte inferior del abdomen. Un gas inofensivo se bombea en su vientre para expandir el espacio. Esto le da al cirujano más espacio para ver y trabajar.

representación gráfica de una laparoscopíaOtras herramientas se insertan a través de las otras incisiones. El cirujano usa estas herramientas para reparar la hernia sin necesidad de abrir. Las incisiones se suturan para cerrarse.

Herniotomía, hernioplastía y herniorrafía

Una reparación en la que se extirpa el saco herniario sin reparar el canal inguinal se describe como herniotomía. Cuanto esta se combina con una reparación reforzada de la pared, con tejido propio del paciente o con una malla de prolene, se le denomina hernioplastía. En la herniorrafía, solo se sutura la pared y no se utiliza material de refuerzo.

Procedimiento

El cirujano decidirá qué tipo de anestesia recibirá el paciente:

  • La anestesia general es un medicamento que mantiene al paciente dormido y sin dolor.
  • Anestesia local, que lo insensibiliza desde la cintura hasta los pies.

¿Por qué se realiza este procedimiento?

El médico puede sugerir una cirugía de hernia si tiene dolor o si ésta molesta al realizar las actividades diarias. Si la hernia no causa problemas, es posible que no se requiera cirugía. Sin embargo, estas hernias a menudo no desaparecen por sí solas y pueden agrandarse.

Riesgos

Los riesgos por el uso de anestesia y por la cirugía en general son:

  • Reacción a ciertos medicamentos
  • Problemas para respirar
  • Sangrado, coágulos o infección

Los riesgos de la cirugía en particular son:

  • Daño a los vasos sanguíneos y órganos
  • Daño a los nervios
  • Lesión en los testículos (daño a un vaso sanguíneo conectado a los testículos)
  • Dolor prolongado en el área del corte
  • Retorno de la hernia

Antes, durante y después del procedimiento

Antes del procedimiento, es recomendable que el cirujano o enfermera tengan conocimiento de ciertas cosas como:

  • Posible embarazo
  • Uso de medicamentos

Durante la semana antes de la cirugía, se le solicita al paciente que deje de tomar anticoagulantes. Estos incluyen aspirina, ibuprofeno, clopidogrel, warfarina, naproxeno, entre otros. El cirujano puede recomendar fármacos que se puede tomar aún el día de la cirugía.

El día de cirugía, se debe seguir las instrucciones de cuándo dejar de beber y comer. De igual manera, tomar las medicinas que el cirujano recomendó con un poco de agua y estar a tiempo para la cirugía.

Pocas horas después del procedimiento, la mayoría de las personas son capaces de levantarse. Algunos otros se pueden ir a casa el mismo día. Algunas personas necesitan quedarse en el hospital durante la noche.

En el caso de los hombres, algunos pueden tener problemas para orinar después de la cirugía, por lo que pueden usar un catéter.

hernias

Recuperación

Se debe seguir las instrucciones acerca de qué tan activo se puede ser durante la recuperación. Esto incluye:

  • Regresar a hacer actividades ligeras tan pronto como se esté en casa. Se debe evitar actividades agotadoras y levantamiento pesado por algunas semanas.
  • Evitar actividades que puedan incrementar la presión en la ingle y ombligo. Se debe mover lentamente de una posición acostada para sentarse.
  • Evitar estornudar o toser intensamente, en la medida de lo posible.
  • Beber abundantes líquidos y comer mucha fibra para evitar estreñimiento.

Siga cualquier otra instrucción de cuidado personal para ayudar a acelerar la recuperación.

Esta información es de carácter ilustrativo y no pretende reemplazar las recomendaciones de un doctor. Meditip recomienda la consulta médica en todo momento y se exime de cualquier responsabilidad por las decisiones que se tome con base en esta información.

Fuentes

https://www.hernia.org/types/inguinal-umbilical-hernias-in-infancy-and-childhood/

https://americanherniasociety.org/

WebMD Medical Reference. (2016). What Are the Types of Hernias?. 2017, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/digestive-disorders/types-of-hernias#1

Medline Plus. (2017). Inguinal hernia repair. 2017, de Medline Plus Sitio web: https://medlineplus.gov/ency/article/007406.htm

WebMD Medical Reference. (2015). Common Types of Hernias – Topic Overview. 2017, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/digestive-disorders/tc/common-types-of-hernias-topic-overview

WebMD Medical Reference. (2017). Understanding Hernia — the Basics. 2017, de WebMD Sitio web: https://www.webmd.com/digestive-disorders/understanding-hernia-basics

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (0 Votos)
    0
Compartir en:

Escríbenos