Visión general del coronavirus: cómo entender el Covid -19

Tras la epidemia de Covid-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, existe gran incertidumbre y especulación. Es importante saber que las mejores respuestas en casos como este las tiene la ciencia. Y debemos considerar también que, dado que se trata de una nueva cepa, la investigación están teniendo lugar al mismo tiempo que la epidemia. La visión general del coronavirus debe considerar el tipo de cepa, genoma y virus similares anteriores.

Entre las principales nociones buscaremos comprender de qué tipo de virus y epidemia se trata. Es decir, en qué medida la cepa actual de coronavirus se parece o se diferencia de otros virus. Por ejemplo, al nuevo coronavirus se le considera primo del SARS. Además, de qué manera es similar o diferente el actual brote de Coronavirus en relación con otras infecciones respiratorias y epidemias anteriores. Por último, también puede ser útil saber un poco sobre su fisiología y su genoma. A partir de esto, es posible validar hipótesis sobre las posibilidades que tiene de mutar, convertirse en un virus estacional y/o crear inmunidad.

Estos datos podrían ayudar a imaginar un panorama realista y entender el pronóstico de algunos expertos.

Qué son los coronavirusModelo de coronavirus

Los coronavirus (CoV) son una gran familia de virus. Ya se les había identificado y estudiado antes. Se sabe que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Medio Oriente (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV). Un nuevo coronavirus (nCoV) es una nueva cepa que no se ha identificado antes en humanos.

Los coronavirus son zoonóticos, lo que significa que se transmiten entre animales y personas. Algunas investigaciones encontraron que el SARS-CoV se transmitió de gatos civetas a humanos. Mientras, el MERS-CoV se transmitió de dromedarios a humanos. Varios coronavirus conocidos circulan en animales que aún no han infectado a humanos.

Covid-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. El virus y la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

Cómo se transmite el Covid-19

La transmisión del virus es a través de gotas o contacto, así como vía aérea durante procedimientos que generan aerosoles. Los mecanismos de transmisión son iguales a los de otros virus respiratorios. Por ello debe atenderse y tener precauciones durante el contacto con pacientes con síntomas de infecciones de vías aéreas superiores. Por ejemplo, neumonías e infecciones respiratorias agudas graves.

Una persona que esté en contacto cercano (un metro de distancia) con alguien con síntomas respiratorios está en riesgo de exponerse a gotas respiratorias infecciosas en potencia. 

Estornudo y aerosoles: visión general del coronavirus

Claves para entender el coronavirus

Como parte de la visión general del coronavirus, debe mencionarse que existen cuatro coronavirus endémicos en las personas (OC43, NL63, 229E y HKU1). Esto significa que circulan de manera continua. Los nombres no son tan conocidos porque en su mayoría causan resfriados comunes. Estos se encuentran entre la multitud de virus que circulan a nuestro alrededor durante la temporada de resfriados e influenzas.

Todos estos eran antes virus animales que infectaron a personas antes de que se reconociera la existencia de virus. Como resultado, no hay registro de qué tan rápido se propagaron cuando comenzaron a infectar a las personas. Tampoco se sabe si causaron enfermedades graves antes de establecerse para convertirse en causas del resfriado común.

Otros cuatro coronavirus en humanos

Para entender mejor el coronavirus debemos saber que ya se había presentado antes algo parecido y conocer la tasa de mortalidad. Existen dos coronavirus animales que se han transmitido a personas en las últimas dos décadas, el SARS y MERS. El SARS se propagó a varios países del mundo, pero el virus se extinguió después de unos 8 mil casos y casi 800 muertes. El MERS, que todavía se transmite de camellos a humanos, ha infectado principalmente a personas en la península arábiga. Sin embargo, tampoco se considera que haya causado una pandemia.

Leo Poon, científico de la Escuela de Salud Pública de La Universidad de Hong Kong y primero decodificar el virus, explicó que el coronavirus causa neumonía y luego no responde al tratamiento con antibióticos. Esto no es sorprendente. En términos de mortalidad, el SARS mata al 10% de las personas.

No está claro qué tan mortal será el coronavirus de Wuhan, pero las tasas de mortalidad son actualmente más bajas que las del MERS y el SARS. Los expertos señalan que esto cambiará a medida que se desarrolle el brote.

“Nada es menos espectacular que una plaga, y por su duración misma, las grandes desgracias son monótonas. En el recuerdo de los que las han vivido, los días terribles de la peste no aparecían como grandes llamaradas suntuosas y crueles, sino más bien como un interminable pataleo que aplastaba todo a su paso”.

                                                                                                   Albert Camus, La peste

El futuro del coronaviurs: dos posibles escenarios

Al día de hoy, es del conocimiento de todos que el Covid-19 se ha extendido a varios países y las cifras de personas infectadas han aumentado. Ante este panorama, algunos expertos ven dos posibilidades, cada una con consecuencias únicas:

Doctora explicando el coronavirus

1) Solo un quinto coronavirus endémico

Una visión general del coronavirus contempla varios escenarios futuros. Una posibilidad implica que el Covid-19 se una a los otros cuatro coronavirus que ahora circulan en las personas. Aunque poco conocidos fuera del círculo de atención médica, los virus actuales son parte del paisaje estacional de enfermedad respiratoria. Dos de ellos, OC43 y 229E, fueron descubiertos en la década de 1960. Estos habían circulado en vacas y murciélagos, respectivamente, durante siglos. Los otros, HKU1 y NL63, fueron descubiertos después del brote de SARS 2003-2004, también después de circular en animales. No se sabe cuánto tiempo han existido en las personas antes de que los científicos lo noten. Dado que saltaron de animales a personas antes de la virología, no se sabe si originalmente desencadenaron enfermedad generalizada.

Los virus OC43 y 229E son más frecuentes que otros coronavirus humanos endémicos, especialmente en niños y ancianos. Juntos, los cuatro son responsables de aproximadamente una cuarta parte de todos los resfriados. En su mayor parte, causan los síntomas de un resfriado común. Ese es uno de los escenarios finales más probables del novel coronavirus SARS-CoV-2. Los cuatro, en particular HKU1, pueden causar neumonía y a veces la muerte.

Consecuencias

Un aspecto positivo es que si el coronavirus infecta a suficientes personas regularmente, se desarrollará vacunas y otras medidas. Esto nunca sucedió con el SARS porque se extinguió sin dejar mercado para tales productos. Sin embargo un lado más oscuro, un quinto coronavirus endémico significa más enfermedad y muerte por infecciones respiratorias.

2) Que el nuevo coronavirus regrese repetidamente como gripe estacional

El concepto de “estacional” se refiere a que los virus no pueden tolerar el calor y la humedad elevadas. Entonces prefieren las condiciones frescas y secas del invierno y la primavera. Es por eso que la gripe, así como los cuatro coronavirus, son menos frecuentes en los meses cálidos y húmedos. Si el nuevo coronavirus sigue su ejemplo, los esfuerzos de contención más la llegada del verano deberían de llevar las infecciones a casi cero. Sin embargo, como los virus de la gripe, eso no significa que se haya ido.

Personas con tapabocas: visión general del coronavirus

Tal vez te pueda interesar: Temporada de enfermedades respiratorias: el uso del diagnóstico sindrómico

Tasa de letalidad

Como es de esperarse, al centro de la visión general del coronavirus y su desarrollo está la tasa de letalidad. Hasta el momento se sugiere que la tasa de letalidad del Covid-19 es del 7%. Además, como en esta estadística no se cuenta los casos leves, se cree que incluso este porcentaje se sobreestima.

Pero incluso el 7% es menor que el 10% del SARS y no se acerca al 37% del MERS. La influenza estacional mata a menos del 0.1% de las personas que infecta. Aún así son decenas de miles de muertes al año. El desastre global que fue la pandemia de la gripe española de 1917 mató al 2.5% de infectados.

Según el comportamiento de esta cepa de coronavirus, puede convertirse en una enfermedad respiratoria que regrese estacionalmente. El número de muertes depende de cuántas personas infecte y cuán virulento sea. La virulencia es una característica de la genética de los virus.

Genoma del Covid- 19

Análisis del coronavirusEl genoma del nuevo coronavirus consiste en un solo soporte de ARN. Los microbios con ese tipo de genoma mutan “notoriamente rápido”, dijo el biólogo Michael Farzan de Scripps Research. En 2005 Farzan formó en parte del equipo que identificó la estructura de la “proteína espiga” del SARS. Por medio de esta proteína el SARS ingresa a las células humanas.

Pero el SARS tiene un sistema de corrección molecular que reduce su tasa de mutación. La similitud del nuevo coronavirus con el SARS a nivel genómico sugiere que también lo hace. Eso hace que la tasa de mutación sea mucho más baja que la de la gripe o el VIH, según Farzan. Eso reduce la posibilidad de que el virus evolucione de una manera catastrófica para, por ejemplo, volverse significativamente más letal.

Evolución genética

El coronavirus puede no cambiar [genéticamente] en absoluto, de una manera que altere la función. Esto según Andrew Rambaut, biólogo de la Universidad de Edimburgo. Rambaut ha analizado los genomas de los 2019-nCoV de docenas de pacientes. Ya se está transmitiendo bastante bien, por lo que es posible que no tenga que evolucionar para ser endémico.

Cualquier evolución que tenga lugar en un coronavirus endémico, incluido uno que se dispare a virus estacional, podría implicar una menor virulencia. No quiere matar al paciente antes de que lo transmita, dijo Farzan. Por lo tanto, uno esperaría una atenuación lenta de virulencia si el virus se vuelve como la gripe estacional. Las personas muertas no transmiten virus de manera eficiente. Incluso las personas en cama y temblando porque están gravemente enfermas no transmiten tan bien.  Así que dentro de la visión general del coronavirus debemos pensar cómo buscan sobrevivir estos organismos. Parece que para subsistir tienen que habitar en alguien y no matarlo. De esta manera y paradojicamente conviene al propio virus no ser mortal.

Inmunidad

La mortalidad de un coronavirus similar a la gripe estacional también depende de la inmunidad, que es científicamente incierta. La exposición a los cuatro coronavirus endémicos produce una inmunidad que dura más que aquella contra la influenza. Sin embargo, la inmunidad no es permanente. Como el virus sincitial respiratorio, que puede infectar a adultos que lo tuvieron cuando niños, la inmunidad del coronavirus disminuye.

Todos, cuando lleguen a la edad adulta, deberían de tener cierta inmunidad a algún coronavirus. Esto según Tim Sheahan, investigador en la Escuela de Salud Pública Global Gillings de la Universidad de Carolina del Norte. Pero debido a que no dura, las personas mayores pueden reinfectarse. Los ancianos también tienen una tasa de mortalidad más alta por coronavirus como SARS y MERS. Sucede lo mismo con el Covid-19.

Comportamiento de los virus

Los coronavirus que causan el resfriado común son lo bastante diferentes como para que una infección de uno no produzca inmunidad a otro. Pero el nuevo coronavirus se parece bastante al SARS. Así que los sobrevivientes del brote de 2002-3003 podrían tener cierta inmunidad ante el nuevo SARS-CoV-2. No es posible saber si esta inmunidad es suficiente para prevenir la infección. 

Planeta tierra con cubrebocas por coronavirus SARS-CoV-2

La extensión de la inmunidad, aunque sea limitada, y cuántas personas se enfermarían en la próxima ronda de coronavirus también depende de cuántas personas se infecten la primera vez. Ese número es más alto que los casos confirmados. Esto porque las personas sin síntomas o con síntomas leves no llegan a la atención de los sistemas de salud.

Como Covid-19 es nuevo, esta primera ola será particularmente mala porque tenemos una población inmunológicamente ingenua. Se puede esperar que las olas futuras no afecten a las personas que estuvieron expuestas, aunque no necesariamente enfermas. Eso supone que este virus no desarrolle los trucos de la gripe, que modifica las moléculas de la superficie que el sistema inmunológico puede ver. De esta manera la influenza se hace invisible a los anticuerpos de exposiciones anteriores.

Esta es la visión general del coronavirus. En resumen, podríamos estar viviendo la aparición de un coronavirus que podría convertirse en otro patógeno estacional que causa neumonía. Sería más que un resfriado y menos que el SARS. El único otro patógeno con el que se podría comparar es la influenza estacional.

Tu opinión es importante Todo diagnóstico: tu opinión es importante

Nuestro objetivo en Todo diagnóstico es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más  valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Begley, S.. (2020). Experts envision two scenarios if the new coronavirus isn’t contained. 28 de febrero de 2020, de STAT Sitio web: https://www.pbs.org/newshour/health/experts-envision-two-scenarios-if-the-new-coronavirus-isnt-contained

Christensen, J. & Senthilingam, M. (2020). Coronavirus explained: What you need to know. 2 de marzo de 2020, de CNN Health Sitio web: https://edition.cnn.com/2020/01/20/health/what-is-coronavirus-explained/index.html

Branswell, H.. (2020). Understanding pandemics: What they mean, don’t mean, and what comes next with the coronavirus. 2 de marzo de 2020, de STAT Sitio web: https://www.statnews.com/2020/02/12/understanding-pandemics-what-they-mean-coronavirus/

Agamben, G. . (2020). La invención de una epidemia. 28 de febrero de 2020, de Quodlibet Sitio web: https://ficciondelarazon.org/2020/02/27/giorgio-agamben-la-invencion-de-una-epidemia/?fbclid=IwAR004UEYKCSQmKfDckasAZOcC2luXWHU-gvNOcVSj1K2bO2u-k230NHY6vo

Share.

Leave A Reply