Muelas del juicio: un cambio dental muy importante

Por lo general, entre los 17 y 21 años llega un cambio dental muy importante: la aparición del tercer y último molar. Los molares traseros, también conocidos como muelas del juicio, son los últimos dientes que emergen en la boca. Aparecen en la parte superior e inferior de ambos lados. Muchas personas no tienen suficiente espacio en la mandíbula para recibir las muelas del juicio, lo cual puede conducir a una variedad de problemas.  Cuando esto sucede, es probable que el dentista recomiende la extracción de las muelas del juicio.

Si las muelas crecen de manera correcta (alineadas y con espacio) no se presenta mayor problema mas que las molestias naturales. Sin embargo, cuando estos dientes crecen desalineados, pueden posicionarse horizontalmente. Esto provoca que se inclinen o se alejen de los segundos molares o se inclinen hacia dentro o hacia fuera. Como resultado, se puede dañar los dientes adyacentes, la mandíbula o los nervios.

La extracción de las muelas del juicio es muy común, y el tiempo de recuperación puede ser de una semana. Sin embargo, depende del caso específico. La recuperación puede tardar más si las muelas del juicio son impactadas. Esto significa que aún no han salido de las encías y no son visibles.

El 90% de los jóvenes de 20 años tienen al menos una muela del juicio que no ha salido o ha salido parcialmente. No es raro que las muelas del juicio surjan hasta que alguien se encuentra al final de sus 20,  muy cerca de los 30 años.

Muela del juicio impactada

Las muelas del juicio impactadas son terceros molares en la parte posterior de la boca que no tienen suficiente espacio para emerger o desarrollarse.

a mayoría de las personas tienen cuatro muelas del juicio en la parte posterior de la boca, dos en la parte superior y dos en la parte inferior. Una muela del juicio impactada puede causar dolor, afectar a otros dientes, entre otros problemas dentales. En algunos casos, las muelas del juicio impactadas pueden no causar problemas aparentes o inmediatos. Sin embargo, debido a que son difíciles de limpiar, pueden ser vulnerables a la caries dental o la enfermedad de las encías.

¿Cómo saber si las muelas del juicio pueden causar problemas?

Se debe acudir con regularidad al dentista para tener un control adecuado sobre la salud oral. De esta manera, habrá un monitoreo continúo de las muelas del juicio. Las radiografías son de mucha ayuda para diagnosticar el estado de las muelas.

Si hay algún riesgo por el crecimiento de las muelas, por medio de las placas se puede observar con detenimiento. En este caso, el dentista puede recomendar la visita a un cirujano oral para una evaluación posterior.

A medida que estas muelas hacen su recorrido a través de las encías, el dentista puede detectar signos de lo siguiente:

  • Si no se encuentran en la posición correcta, permiten que los alimentos queden atrapados. Eso da lugar al desarrollo de bacterias.
  • Si las muelas no han salido correctamente, se complica el uso de hilo dental entre estos y los molares adyacentes.
  • Si las muelas alcanzan a romper el tejido que las cubre, salen por la encía y eso puede provocar más problemas. Al romper ese tejido, se deja abierta una pequeña puerta para que puedan entrar bacterias.
  • Cuando se forma esa erupción parcial, se corre el riesgo de desarrollar una infección. Esto trae como consecuencia dolor, hinchazón, rigidez en la mandíbula o dolor general.
  • Las muelas pueden quedar expuestas a caries, ya que el cepillo de dientes o artículos de limpieza, no alcanzan el lugar donde se encuentra.
  • Se puede formar un quiste cerca de una muela del juicio impactada o en la misma muela. Esto puede dañar las raíces de dientes cercanos o destruir el hueso que sostiene sus dientes.

Aunque es más común que las muelas del juicio aparezcan entre los 17 y los 30 años, éstas pueden emerger en cualquier momento. Según el Récord Guinness, la persona más anciana a la cual le salió una muela del juicio, tenía 94 años.

Extracción de las muelas del juicio

Cada paciente es único, sin embargo, la extracción de las muelas del juicio debe ocurrir cuando hay evidencia de los siguientes cambios en la boca:

Caries dental
Esto se desarrolla cuando la placa dentobacteriana comienza a romper la superficie de la muela. Cuando este padecimiento avanza, deja huecos en el diente que pueden afectar a dientes circundantes.
Enfermedad de las encías
A esta también se le llama gingivitis o enfermedad periodontal. Ocurre cuando la placa libera toxinas que irritan las encías enrojeciéndolas e hinchándolas, por lo tanto, se vuelven dolorosas. Esto puede afectar los dientes que le rodean y el hueso alrededor de las muelas del juicio.
Pericoronitis
La placa causa infección del tejido blando que rodea el diente.
Celulitis
Infección bacteriana en mejilla, lengua o garganta.
Absceso
Cuando el pus se acumula en la muela o en el tejido alrededor debido a una infección.
Quistes y crecimientos benignos
Aunque es muy raro que esto ocurra, puede ser causado cuando la muela no rompe el tejido que lo cubre, la hinchazón llena de líquido el tejido.

 

Muchos de estos problemas pueden ser tratados con antibióticos y enjuague bucal antiséptico. La extracción de las muelas del juicio es recomendable cuando otro tratamiento no ha funcionado.

El dentista también puede recomendar el retiro de las muelas del juicio como parte de otros tratamientos orales como brackets u otro tipo de cuidado dental. El especialista examinará la boca y tomará radiografías para tomar una mejor decisión junto al paciente, sobre qué  tratamiento a seguir.

Alrededor del 2% de las personas nacen sin ninguna muela del juicio

Qué esperar el día de la cirugía

La extracción de muelas del juicio es una cirugía ambulatoria, lo que significa que se llega y se sale del centro de cirugía el mismo día. Se puede aplicar anestesia local o anestesia general, dependiendo el caso particular. Tras el procedimiento, poco a poco se empieza a recuperar la sensación de la boca. Es especialmente relevante que después de que pasa el efecto de la anestesia, la inflamación y sentir un poco de dolor es normal. Por tal motivo, se recomienda usar fomentos de hielo en la cara.

El primer día de recuperación incluye un poco de sangrado en la boca. El dentista dará instrucciones sobre cuándo y cómo tomar medicamentos, ya sean analgésicos recetados o medicamentos de venta libre.

Recuperación a largo plazo

La mayoría de las personas se recupera por completo de la cirugía de extracción de las muelas del juicio en tres o cuatro días. Si las muelas fueron impactadas o entraron en un ángulo incómodo, podría tardar más de una semana en recuperarse.

La herida que resulta de la cirugía no se curará en su totalidad durante meses, por lo que aún se puede desarrollar una infección semanas después de la cirugía. Es importante mantener una buena higiene bucal y prestar atención a cualquier señal de posible infección.

Se puede reanudar las actividades diarias normales el día después de la cirugía. No obstante, es muy importante evitar cualquier actividad física que pueda hacer que los puntos se abran, o que provoque la formación de coágulos de sangre sobre la herida. Se recomienda evitar las siguientes prácticas:

  • Ejercicio vigoroso
  • Fumar
  • Escupir
  • Beber desde un popote

Monitoreo de las muelas del juicio

Las muelas del juicio que no se extraen deben continuar siendo monitoreadas porque aún existe la posibilidad de que más adelante se desarrollen problemas. A medida que las personas envejecen, corren un mayor riesgo de tener problemas de salud. Esto incluye posibles problemas con las muelas del juicio. Es importante usar hilo dental y visitar al dentista con regularidad.

tu opinión es importanteTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente, ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

NHS Choices. (2015). Wisdom tooth removal . 2017, de NHS Sitio web: http://www.nhs.uk/conditions/Wisdom-tooth-removal/Pages/Introduction.aspx

WebMD Medical Reference . (2017). Dental Health and Wisdom Teeth. 2017, de WebMD Sitio web: http://www.webmd.com/oral-health/wisdom-teeth#2

Mouth Healthy. (-). Wisdom Teeth. 2017, de American Dental Association Sitio web: http://www.mouthhealthy.org/en/az-topics/w/wisdom-teeth

Mayo Clinic Staff. (2018). Impacted wisdom teeth. 4 de octubre de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/wisdom-teeth/symptoms-causes/syc-20373808

EZ Teether. (2017). Wisdom Tooth Facts and Statistics. 4 de octubre de 2018, de EZ Teether Sitio web: https://www.ezteether.com/blog/wisdom-tooth-facts-statistics/

Taylor Norris. (2017). How Long Does It Take to Recover from Wisdom Teeth Removal Surgery?. 4 de octubre de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/wisdom-teeth-recovery

¡Califica nuestro artículo!

98%
98%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (4 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos