Causas del pie de atleta

Causas del pie de atleta: persona con pie de atletaEl pie de atleta, médicamente conocido como tinea pedis, es el término común para nombrar este padecimiento. Las causas del pie de atleta son unos hongos llamados dermatofitos que provocan una infección en el pie o los dedos del pie. Estos hongos se desarrollan en ambientes cálidos y húmedos como vestidores, baños, zapatos y calcetines. Además, pueden vivir en los pies, donde las condiciones son similares. El pie de atleta comúnmente se presenta entre los dedos y también puede afectar las plantas y los costados del pie.

Mientras que estos hongos son una de las causas del pie de atleta, la levadura y las bacterias también pueden desarrollar y provocar otros síntomas como mal olor. Otros síntomas incluyen la erupción que comúnmente causa comezón, picazón y ardor.

Contagio del pie de atleta

Es especialmente relevante saber que el pie de atleta es muy contagioso. Por lo tanto, se puede propagar fácilmente por contacto con la piel o con superficies y elementos contaminados.

La infección también puede propagarse a otros lugares del cuerpo, causando otras infecciones por hongos, como la tiña inguinal. Esto se puede tratar con antimicóticos de venta libre. Sin embargo, la infección puede regresar. También existen medicamentos que un médico puede prescribir (recetar) para combatir las causas del pie de atleta.

Vale la pena hacer hincapié en que compartir objetos contaminados, como toallas, sábanas y ropa, puede propagar la infección. Los baños públicos, las albercas y los vestidores también son lugares comunes donde se puede contraer la infección del pie de atleta.

Síntomas del pie de atleta

El contagio del pie de atleta generalmente origina una erupción roja escamosa. Esta erupción a menudo comienza entre los dedos del pie. La comezón suele ser muy intensa después de quitarse zapatos y calcetines.

Algunos tipos de pie de atleta involucran ampollas o heridas (úlceras). El pie de atleta causa resequedad crónica y descamación en la planta del pie que se extiende a los costados. Esto puede confundirse con dermatitis o incluso piel seca.

La infección puede afectar uno o ambos pies y se puede extender hacia las manos. Esto especialmente si se rasca las partes infectadas del pie. Las causas del pie de atleta con frecuencia incluyen descuido o desconocimiento de las personas.

Causas del pie de atleta: contagio del pie de atleta

Complicaciones del pie de atleta

La infección del pie de atleta puede propagarse a otras partes de su cuerpo, incluyendo:

  • Manos: las personas que rascan las partes infectadas de los pies pueden desarrollar una infección similar en las manos.
  • Uñas: las causas del pie de atleta también puede infectar las uñas de los pies. El pie de atleta en las uñas tiende a ser más resistente al tratamiento.
  • Ingle: los mismos hongos que son causas del pie de atleta pueden provocar la tiña inguinal. Es común que la infección se propague de los pies a la ingle, ya que el hongo puede viajar en las manos o en una toalla.

Diagnóstico del pie de atleta

El doctor puede diagnosticar la condición por los síntomas. De ser necesario, puede solicitar una prueba cutánea para confirmar que se trata de una infección por hongos.

Un examen de lesión de piel con hidróxido de potasio es la prueba más común para conocer las causas del pie de atleta. Un médico raspa una pequeña área de piel infectada y la coloca en hidróxido de potasio. Esta prueba destruye las células normales y deja las células fúngicas sin tocar para que sean fáciles de ver con un microscopio.

Tratamiento del pie de atleta

Pie de atleta: tratamiento con antimicóticosEl pie de atleta se puede tratar con medicamentos antimicóticos tópicos de venta libre. Si los medicamentos de venta libre no eliminan la infección, el médico puede recomendar medicamentos antimicóticos tópicos u orales con receta. Además, puede recomendar algunos tratamientos en casa para ayudar a eliminar las causas del pie de atleta.

Medicamentos de venta libre

Existen muchos medicamentos antimicóticos tópicos de venta libre. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Miconazol
  • Terbinafina
  • Clotrimazol
  • Butenafina
  • Tolnaftate

Medicamentos recetados

Algunos de los medicamentos recetados que el médico puede recetar para aliviar y controlar las causas del pie de atleta incluyen:

  • Clotrimazol o miconazol tópico, prescrito
  • Medicamentos antimicóticos orales, como itraconazol, fluconazol o terbinafina
  • Medicamentos esteroides tópicos para reducir la inflamación dolorosa
  • Antibióticos orales si se presentan infecciones bacterianas debido a piel abierta y ampollas

Cuidados en el hogar

El médico puede recomendar remojar los pies en agua salada o vinagre diluido para ayudar a secar las ampollas.

Terapia alternativa

El aceite de árbol de té se ha utilizado como una terapia alternativa para tratar las causas del pie de atleta. Un estudio de 2002 informó que una solución al 50% de aceite de árbol de té trató efectivamente el pie de atleta en el 64% de los participantes del ensayo clínico.

Es importante consultar con el médico si una solución de aceite de árbol de té puede ayudar un caso específico de pie de atleta. El aceite de árbol de té puede causar dermatitis de contacto en algunas personas.

Prevención del pie de atleta

Pie de atleta: cuidado de los piesLos siguientes consejos pueden ayudar a una persona a prevenir las causas del pie de atleta o disminuir los síntomas si la infección ocurre:

Mantener los pies secos, especialmente entre los dedos del pie: andar descalzo es una opción para que los pies se ventilen lo más que se pueda al estar en casa. Se recomienda secar muy bien entre los dedos después de bañarse.

Cambiarse calcetines regularmente: si los pies sudan mucho, es recomendable cambiar los calcetines dos veces al día.

Usar zapatos ligeros y ventilados: se debe evitar usar calzado de materiales sintéticos como vinil, goma o plástico.

Alternar el calzado: no se debe usar los mismos zapatos todos los días. Esto permite que los zapatos se sequen después de usarlos.

Proteger los pies en espacios públicos: es bueno usar sandalias a prueba de agua o zapatos alrededor de albercas, regaderas o vestidores públicos.

Cuidar los pies: se puede usar talco, de preferencia antihongos.

No compartir zapatos: esto disminuye el riesgo de contagio de pie de atleta.

Tu opinión es importante

Tu opinión importaNuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Canesten. (2017). What is Athlete’s Foot?. 30 de octubre de 2018, de Bayer AG Sitio web: https://www.canesten.co.uk/en/derm/symptoms/athletes-foot/what-is-it/

Mayo Clinic Staff. (2018). Athlete’s foot. 30 de octubre de 2018, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/athletes-foot/symptoms-causes/syc-20353841

NHS. (2018). Athlete’s Foot. 30 de octubre de 2018, de National Health Services Sitio web: https://www.nhs.uk/conditions/athletes-foot/

The Healthline Editorial Team. (2017). Athlete’s Foot (Tinea Pedis). 30 de octubre de 2018, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/athletes-foot#pictures-of-athletes-foot

Jennifer Berry. (2017). Five home remedies for athlete’s foot. 30 de octubre de 2018, de Medical News Today Sitio web: https://www.medicalnewstoday.com/articles/319563.php

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (0 Votos)
    0
Compartir en:

Escríbenos