Por qué elegir un estilo de vida anticáncer

De todas las enfermedades en que podríamos pensar, el cáncer es una de las más potentes y devastadoras. Se cree que alrededor del 10% de los casos de cáncer en el mundo son hereditarios. Sin embargo, esta enfermedad tiene otras causas que puede prevenirse. Llevar un estilo de vida anticáncer es una opción que se debe considerar para disminuir las probabilidades de desarrollar algún tipo de cáncer.

Tanto el estilo de vida como la herencia genética determinan en gran medida el bienestar y las enfermedades que se adquiere. Cuando se lleva un estilo de vida desequilibrado, el sistema inmunológico se debilita. Como resultado, se produce un microentorno que facilita el crecimiento de células cancerosas. No obstante, esto no es algo que se pueda generalizar. Un estilo de vida determinado puede ser perjudicial para una persona y para otra no.

El Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer del Reino Unido, entre otras instituciones, estiman que aproximadamente el 50% de los casos de cáncer podría prevenirse por factores relacionados con el estilo de vida. De esta información surge la necesidad de definir cuál sería un estilo de vida anticáncer.

Estilo de vida anticáncer: herencia genética

Cómo prevenir el cáncer: un estilo de vida

En lo que se refiere al tratamiento del cáncer una vez que se diagnostica, no hay sustitutos comprobados para los tratamientos convencionales. Estos incluyen cirugía, quimioterapia, radioterapia e inmunoterapia. Dichos tratamientos apuntan al tumor de la misma manera en que un ejército libra una guerra: matando a las células enemigas. No ayudan a prevenir la enfermedad y no ayudan a evitar la recurrencia del cáncer.

Es muy fácil encontrar tratamientos alternativos que aseguran la cura del cáncer. La investigación conducida por Meditip no permite incluirlos por no tener suficiente soporte científico.

Para prevenir o mejorar el control de la enfermedad es importante cambiar el entorno que rodea a las células cancerosas. La investigación sugiere que el cáncer crece mucho más rápido en tres circunstancias:

  • El sistema inmunológico está debilitado y es menos capaz de detectar y destruir tumores al principio de su desarrollo
  • La inflamación crónica de bajo grado en el cuerpo apoya la invasión del tejido adyacente
  • A los tumores se les permite desarrollar nuevos vasos sanguíneos para contribuir al crecimiento

Si se fortalece el sistema inmunológico, se reduce la inflamación y el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, se fomenta la creación de un entorno “anticancer”. Con mayor frecuencia, la investigación demuestra que el estilo de vida anticáncer salva vidas.

Estilo de vida anticáncer: sistema inmunológico

El estilo de vida puede transformar la capacidad del cuerpo para resistir el cáncer

Consejos para un estilo de vida anticáncer

Además de las precauciones médicas razonables, como acudir al médico por síntomas relacionados, vacunarse contra el VPH o asistir a programas de detección, este artículo ofrece una guía práctica para establecer un estilo de vida anticáncer. Dicha guía está basada en la evidencia de que estas recomendaciones ayudan a:

  • Reducir el riesgo de cáncer y otras enfermedades inflamatorias
  • Reducir los efectos secundarios de los tratamientos del cáncer y sus síntomas
  • Acelerar la recuperación después de los tratamientos del cáncer
  • Disminuir el riesgo de recurrencia después de los tratamientos iniciales
  • Mejorar la posibilidad de tener una vida larga y saludable

Actividad física y ejercicio

Es recomendable tener un nivel de actividad física de moderado a intenso de tres a cinco horas por semana. Debe evitarse los periodos largos de comportamiento sedentario, con poca actividad. El Centro para el Control del Cáncer de Harvard estima que el 15% de los casos de cáncer de colon podría prevenirse con 30 minutos de ejercicio diario. Algunos de los beneficios directos del ejercicio son los siguientes:

  • Mejora la sensibilidad a la insulina
  • Disminuye los niveles de la proteína conocida como factor de crecimiento insulínico (IGF)
  • Reduce la testosterona (a largo plazo)
  • Mejora las vías de reparación del ADN
  • Mejora la expresión epigenética de genes anticancerígenos
  • Reduce la inflamación crónica
  • Mejora la inmunidad
  • Mejora la producción de enzimas antioxidantes

Los beneficios indirectos del ejercicio regular en el estilo de vida anticáncer, en especial al aire libre, incluyen el control de peso, el aumento de los niveles de vitamina D, el equilibrio de colesterol y un mejor estado de ánimo.

Estilo de vida anticáncer: actividad física

Consumo moderado de azúcar procesada

Es importante eliminar la ingesta de azúcar, especialmente con el estómago vacío. Se recomienda seguir una dieta de bajo índice glucémico y evitar el azúcar refinada. Esto incluye refrescos y alimentos como la catsup. El azúcar contribuye al crecimiento del cáncer y desencadena la inflamación. Además, debe considerarse evitar la harina blanca, que rápidamente se convierte en azúcar en el cuerpo.

Dejar de fumar

El consumo de cualquier tipo de tabaco significa un riesgo para la salud, en específico de cáncer. Fumar se ha relacionado con varios tipos de cáncer, incluido el cáncer de pulmón, de boca, garganta, laringe, páncreas, vejiga, cérvix y riñón. Incluso si no se consume tabaco, la exposición al humo podría aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad.

Evitar el tabaco o decidir dejar de consumirlo es una parte importante de la prevención del cáncer.

Precaución con los carcinógenos

Los carcinógenos o cancerígenos son sustancias químicas que pueden causar, promover o aumentar los riesgos de cáncer. Están consideradas como sustancias que dañan el ADN directamente o a través de la formación de radicales libres que provocan reordenamientos y mutaciones de los genes.

Carcinógenos dietéticos

Es imposible vivir una vida libre de carcinógenos. Por lo general, las defensas antioxidantes naturales del cuerpo pueden hacer frente a una cierta cantidad de ellos. Solo cuando se consume niveles excesivos durante mucho tiempo, estas defensas pueden no ser suficientes. El efecto nocivo de los carcinógenos depende en gran medida de la cantidad que se ingiera y de si se consume con otros carcinógenos. Los carcinógenos dietéticos más comunes son:

  • Acrilamidas
  • Aminas heterocíclicas (HCA)
  • Hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP)
  • Compuestos N-nitrosos (Nitrosaminas)
  • Carne
  • Pesticidas y herbicidas

Estilo de vida anticáncer: carcinógenos

Carcinógenos xenoestrógenos

Algunos productos químicos pueden aumentar el riesgo de cáncer al tener una estructura química similar al estrógeno. Esto estimula los tejidos sensibles a las hormonas para que crezcan rápidamente y a menudo sin control. A estos carcinógenos también se les conoce como disruptores hormonales (EDC, por sus siglas en inglés) o xenoestrógenos. Por lo general, son contaminantes ambientales creados por el hombre, aunque algunos pesticidas y herbicidas pueden contener algunas propiedades de EDCs.

El grupo más común de productos químicos EDC son los bifenilos policlorados (PCB) y los organoclorados que se producen por la contaminación de automóviles, combustibles, botellas de plástico de policarbonato y contenedores de alimentos.

Polifenoles

El estilo de vida anticáncer debe considerar en la nutrición una alta ingesta de alimentos saludables. Los fitoquímicos son los responsables del color, el sabor y el aroma de los alimentos de origen vegetal. Existe una amplia gama de fitoquímicos en la dieta, pero uno de los grupos más grandes y conocidos son los polifenoles. Además de brindar color, sabor y aroma, tienen propiedades anticancerígenas; esto es, protegen de carcirnógenos ambientales o ingeridos. El Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer y otros organismos académicos señalan que las personas que consumen alimentos ricos en fitoquímicos tienen un riesgo significativamente menor de cáncer o de recaída.

La ingesta promedio recomendada de polifenoles es superior a un gramo por día. Esto es hasta 10 veces más alta que la de todas las otras clases de fitoquímicos. De ser necesario, también se puede incluir suplementos de polifenol en la dieta anticáncer.

Consumir los alimentos correctos

La investigación muestra que comer alimentos a base de frutas, verduras, pastas y pan de granos enteros, legumbres y nueces, ayuda a proteger contra muchos tipos de cáncer. Estos alimentos son ricos en minerales, vitaminas y fitoquímicos (como el betacaroteno, que se encuentra en las zanahorias). Además contienen fibra, que estimula el sistema inmunológico y regula el sistema digestivo. Por ejemplo, se sabe que la fibra previene el estreñimiento. Esto es especialmente relevante porque el estreñimiento crónico, si no se controla, puede provocar cáncer de colon.

Adicionalmente, estos alimentos también tienen propiedades antiinflamatorias y desintoxicantes, junto con un increíble poder antioxidante que combate activamente las células cancerosas. Comenzar a comer porciones moderadas de frutas y verduras es un buen punto de partida.

Tal vez te pueda interesar: multivitamínicos: ¿son buenos o no para la salud?

Moderación de la ingesta de alcohol

Cuanto más alcohol se tome, mayor será el riesgo de cáncer de cabeza y cuello, cáncer de mama, esófago, hígado y cáncer colorrectal. Las cantidades sugeridas son una bebida por día para mujeres y dos bebidas por día para hombres, ya sea ocho onzas de cerveza, cuatro onzas de vino o una y media onzas de licores de mayor graduación. Las mujeres con alto riesgo de cáncer de mama deben considerar evitar el alcohol por completo.

Hábitos saludables de sueño

Un horario desequilibrado o los malos hábitos de sueño pueden afectar negativamente el metabolismo. Esto puede conducir a la obesidad y a una propensión a enfermedades como la diabetes y el cáncer.

El sueño es cuando el cuerpo descansa, se relaja y se regenera. Las células viejas mueren y las nuevas las reemplazan. Al igual que la batería de un teléfono, el cuerpo puede agotarse si no tiene la energía necesaria. Como resultado, puede quedar vulnerable y débil si no se duerme lo suficiente. No imeditip.latmporta cuánto esfuerzo se ponga en alimentarse bien y hacer ejercicio. Todo puede ser un desperdicio si no se duerme bien.

Estilo de vida anticáncer: revisiones médicas regulares

Visitas al médico con regularidad

Los exámenes regulares de detección de cáncer pueden ayudar a identificar los crecimientos precancerosos y detenerlos antes de que se desarrollen o causen metástasis. Una prueba de colonoscopia de rutina puede detectar pólipos (grupo benigno de células intestinales) y extirparlos antes de que se conviertan en cáncer. Se recomienda preguntar al médico o especialista durante la próxima revisión qué pruebas de detección de cáncer se puede realizar.

Contrario a la creencia popular, el cáncer no es solo una cuestión de circunstancias o de azar. La mayoría de las veces, está en las manos de cada persona. Un estilo de vida anticáncer que contemple los puntos antes señalados definitivamente puede ayudar a prevenir el desarrollo de células cancerosas.

Meditip: tu opinión es importanteTu opinión es importante

Nuestro objetivo en Meditip es informarte y ayudarte a tomar las mejores decisiones acerca de lo más valioso que tienes, tu salud y la de tus seres queridos. Hacemos un gran esfuerzo por presentar información de manera sencilla y fácil de entender. Finalmente,  ayúdanos a saber si estamos haciendo bien nuestro trabajo. Califica nuestro artículo y/o deja un breve comentario.

Fuentes

Thehang (Hannah) Luu, MD. (2018). Are You Living An Anti-Cancer Lifestyle? Here’s What To Do. 7 de enero de 2019, de Mbghealth Sitio web: https://www.mindbodygreen.com/0-28484/are-you-living-an-anticancer-lifestyle-heres-what-to-do.html

Petra Foundation. (2017). Anti-cancer Lifestyle. 7 de enero de 2019, de Petra Foundation Sitio web: http://www.petrafoundation.com/anti-cancer-lifestyle/

Robert Thomas. (2018). Top 20 anti-cancer lifestyle tips. 7 de enero de 2019, de British Society of Lifestyle Medicine Blog Sitio web: https://bslm.org.uk/top-twenty-anti-cancer-lifestyle-tips/

David Servan-Schreiber. (2009). The Anticancer Lifestyle. 7 de enero de 2019, de AARP The Magazine, Sitio web: https://www.aarp.org/health/alternative-medicine/info-04-2009/anticancer_lifestyle.html

Cancernet UK. (2016). Exercise and Cancer. 7 de enero de 2019, de Cancernet UK Sitio web: http://www.cancernet.co.uk/exercise.htm

Memorial Hermann. (2018). Ten Steps Toward an Anti-Cancer Lifestyle. 7 de enero de 2019, de Memorial Hermann Sitio web: https://cancer.memorialhermann.org/journal/ten-steps-toward-an-anti-cancer-lifestyle/

Cancernet UK. (2017). Polyphenols and phytochemicals . 7 de enero de 2019, de Cancernet UK Sitio web: http://www.cancernet.co.uk/polyphenols.htm

Mayo Clinic. (2018). Cancer prevention: 7 tips to reduce your risk. 7 de enero de 2019, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/cancer-prevention/art-20044816

Keep Healthy. (2017). Carcinogens. 7 de enero de 2018, de Keep Healthy Sitio web: https://www.keep-healthy.com/carcinogens/

Compartir en:

Escríbenos