El dióxido de carbono es el gas que se produce como desecho cuando el carbono se combina con el oxígeno como parte del proceso de obtención de energía del cuerpo.

El oxígeno es el gas más importante para mantenernos vivos porque las células de nuestro cuerpo lo necesitan como fuente de energía, incluido el funcionamiento y el crecimiento.

El dióxido de carbono en la Tierra

El dióxido de carbono (CO2) es un gas incoloro, denso y poco reactivo. Forma parte de la composición de la tropósfera (capa de la atmósfera más próxima a la Tierra) en una proporción de 350 ppm (partes por millón). Su ciclo en la naturaleza está vinculado al del oxígeno y la vida humana.

Compartir en:

Escríbenos