¿Qué es la irrigación?


La irrigación en colostomías es un procedimiento que se utiliza para vaciar el intestino. El proceso consiste en introducir agua por medio del estoma hacia el resto del colón con el fin de evacuar. Este método otorga la facilidad de controlar los movimientos intestinales y lograr, si es posible, cierto grado de continencia. Antes de comenzar a usar la irrigación, el médico evalúa la posibilidad de ser candidato para realizarla. También, puede observar y determinar si las evacuaciones son regulares y están libres de problemas.

Al hacerse diariamente o cada tercer día, se puede alcanzar un nivel de continencia considerable. También sirve para entrenar al colon a vaciarse sin derramarse entre cada irrigación. El método puede ser una excelente opción, ya que realizarlo durante cierto tiempo, te puede ayudar a disminuir el uso de bolsas recolectoras y en vez de eso, poder usar un cubre estomas o tapón.

Es muy importante saber que este método solamente puede realizarse en pacientes con colostomía sigmoidea. El uso del sistema recolector seguirá siendo necesario en ocasiones aunque se realice la irrigación. De igual manera, las personas con otro tipo de colostomía, urostomía e ileostomía deben seguir usando una bolsa colectora para evitar derrames e irritación. Esto porque no son aptos para realizarse dicho proceso de vaciado de intestino.

data-ad-format="auto">

irrigación

¿Quiénes son aptos para realizar la irrigación?

Las personas con colostomías permanentes y cuya apertura es en la porción descendente o sigmoidea del colon son buenos candidatos. Esto se debe a que sus heces tienden a estar mejor formadas. De la misma forma, pacientes que en la etapa preoperatoria (antes de la cirugía), su función de eliminación era regular y predecible.

Cabe resaltar que esta también es una decisión personal. Solamente si se desea controlar la salida de efluente de la colostomía, puesto que la irrigación es un proceso a largo plazo para lograr la continencia. Esto también tiene que ver con la edad, porque va de la mano con el aprendizaje y la destreza manual que se requiere para realizar adecuadamente el procedimiento.

¿Quiénes no son aptos para realizar la irrigación?

Las personas con enfermedades intestinales presentes, como el síndrome de intestino irritable, hernia, prolapso, etc. Especialmente los pacientes que son sometidos a quimioterapias o radioterapias abdominales o pélvicas.

Algunas personas, comúnmente niños y jóvenes, tienen estomas temporales, por esa razón no se recomienda usar la irrigación. Esto porque corren el riesgo de desarrollar colon perezoso y por el corto periodo de tiempo que pueden durar con el estoma. De igual manera, adultos mayores y personas con mal pronóstico acerca de su condición no son aptos.


¿Cómo realizar una irrigación en una colostomía?

El manejo del efluente del estoma se puede realizar de diferentes maneras. El colon se vacía constantemente y aunque varía dependiendo la persona, se puede controlar con facilidad. Existen tres métodos para el manejo de la evacuación en una colostomía:

irrigación

Ejemplo de sistema de irrigación

  • Evacuar de forma natural: consiste en no intervenir en el proceso de salida del efluente, utilizando un sistema colector.
  • Regulación a través de una dieta: aquí se ajusta la ingesta de alimentos para estimular al colon a vaciarse a cierta hora del día. No es un método utilizado comúnmente debido a su dificultad, aunque también se requiere de una bolsa.
  • Irrigación (solo para colostomías descendentes y sigmoideas): este proceso se puede realizar una vez al día y de forma diaria. Se debe hacer siempre a la misma hora y dependiendo de la respuesta, cada tercer día.

Por medio de un sistema de irrigación se introduce una solución para irrigar (agua o agua salada) a través del estoma hacia el colon restante. Este líquido lava y seca residuos en el colon; básicamente, se realiza un enema.

La irrigación muestra resultados al hacerse regularmente y durante un periodo que toma algunos meses. El colon se adaptará y vaciará al realizar el procedimiento. Esto permite controlar la evacuación y eliminar la necesidad de usar el sistema colector, excepto al momento de hacer la irrigación. El estoma se puede cubrir entre irrigaciones para absorber cualquier secreción mucosa o filtrar gases expulsados.

¿Cómo irrigar una colostomía?

Es necesario consultar con un estomaterapeuta cómo realizar una irrigación. Este especialista puede ayudar considerablemente a entender el procedimiento. Las recomendaciones para realizar adecuadamente la irrigación pueden cambiar según las necesidades del paciente y las recomendaciones del estomaterapeuta.

  • Tener a la mano los suministros necesarios. Estos dependerán de la supervisión y recomendación del especialista según lo más conveniente para el paciente. Por ejemplo, un sistema de irrigación.
  • Elegir la misma hora todos los días para realizar la irrigación, ya que disminuirá los problemas con la colostomía.
  • Saber cuánto líquido es recomendable usar. Generalmente, se llena el recipiente con medio o litro y medio de agua. Es importante tener en cuenta que no debe ser fría ni caliente. El especialista recomendará cuánta agua es necesaria para realizar el procedimiento. También puede indicar la forma más precisa para realizar la irrigación, ya sea sentado o parado.

Es importante seguir las recomendaciones del estomaterapeuta para llevar a cabo de la mejor manera el proceso de irrigación desde casa.

Fuentes

Drugs. Kno More. Be Sure. (2017). Colostomy Irrigation – What You Need to Know. 2017, de Drugs.com Sitio web: https://www.drugs.com/cg/colostomy-irrigation.html

Blahd, William, MD. (2017). Colostomy Irrigation. 2017, de WebMD Medical Reference Sitio web: http://www.webmd.com/colorectal-cancer/colostomy-irrigation


¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (3 Votos)
    7.7
Compartir en:

Escríbenos