Diabetes


DiabetesLa diabetes o diabetes mellitus se refiere a un conjunto de enfermedades que se relacionan con problemas con la hormona llamada insulina.

En este grupo de enfermedades, el cuerpo no controla la cantidad de glucosa (un tipo de azúcar) que hay en la sangre y los riñones producen una gran cantidad de orina. Esta condición se presenta cuando el cuerpo, a través del páncreas, no produce suficiente insulina o no la utiliza de la manera adecuada.

La palabra “diabetes” proviene del griego y su significado original es “sifón”, en referencia al canal por el que viaja la orina cargada de glucosa. Asimismo la palabra “mellitus”, también del griego, significa “miel” o relativo a ella. Esto completa el concepto: una gran cantidad de orina con un alto contenido de glucosa.

data-ad-format="auto">

La insulina es una hormona producida en el páncreas. La palabra proviene de la palabra latina “insula”, que significa “isla”. Esta referencia se debe a que la insulina se produce en pequeñas regiones del páncreas que se denominan islotes o pequeñas islas.

El páncreas
El páncreas es un órgano y una glándula que mide entre 12 y 18 centímetros y pesa entre 70 y 100 gramos. Las partes del páncreas son la cabeza, el cuerpo y la cola. Se encuentra detrás del estómago en la parte superior del abdomen. Sus dos funciones son:

Producir las enzimas que descomponen los alimentos en el intestino

Producir y segregar las hormonas que regulan la glucosa (insulina)

El tracto digestivo descompone los carbohidratos, azúcares y almidones que se encuentran en diversos alimentos y los convierte en glucosa, que se incorpora al torrente sanguíneo.

Con la ayuda de la insulina, las células del cuerpo absorben la glucosa y la usan como energía. La diabetes se desarrolla cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o no la puede usar de manera efectiva. En ocasiones se presentan ambas condiciones.

Páncreas

El páncreas segrega insulina. La insulina permite la absorción de la glucosa en las células.

La absorción de la insulina es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, pues cuando ésta se mantiene en circulación en la sangre, impide el aprovechamiento de las proteínas en diversos tejidos del cuerpo.

Después de que la persona come, sube el nivel de glucosa. Este incremento en el azúcar le indica al páncreas que segregue insulina al torrente sanguíneo. La insulina viaja por el sistema circulatorio hasta cada célula del cuerpo y le dice a la célula que dé acceso a la glucosa.

Una vez adentro, la célula convierte la glucosa en energía o la almacena para usar después. El cuerpo no puede utilizar ni almacenar la glucosa sin insulina, por lo que sin ella, ésta se mantiene circulando en la sangre.

Las personas con diabetes tienen un elevado nivel de glucosa en sangre, también conocido como azúcar alta o hiperglucemia.

Diabetes tipo 1Daño en riñones por diabetes

En esta condición, tu cuerpo es incapaz de producir insulina. Tu sistema inmune ataca y destruye la células productoras de insulina del páncreas. Se diagnostica principalmente en niños y adultos jóvenes, sin embargo, puede aparecer a cualquier edad. Las personas con diabetes tipo 1 deben suministrarse insulina cada día para mantenerse vivos.

Se desconoce las razones por las que se adquiere esta enfermedad. Los científicos piensan que no tiene una relación directa con el estilo de vida o la alimentación.

Entre el 5% y el 10% de los diabéticos tienen diabetes tipo 1

Diabetes tipo 2

En el caso de la diabetes tipo 2, tu cuerpo no es capaz de producir suficiente insulina o bien no es capaz de utilizar de forma correcta, lo que resulta en un incremento de la glucosa en sangre.

Esta enfermedad se puede desarrollar a cualquier edad, incluso en la niñez. A pesar de lo anterior, este tipo de diabetes es más común en adultos y en adultos mayores.

La diabetes tipo 2 es ocasionada por una combinación de factores genéticos y de estilo de vida, por lo que se piensa que el 58% de los casos de diabetes tipo 2 pueden ser retardados o prevenidos con un estilo de vida saludable.

Más del 90% de los diabéticos tienen diabetes tipo 2

Funcionamiento de la insulina

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es la que se desarrolla en algunas mujeres durante el embarazo. La mayoría de las veces esta condición desaparece una vez que el bebé ha nacido. No obstante, las personas que han padecido esta condición son mucho más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 tiempo después.

Prediabetes

En algunos casos las personas se refieren a una condición llamada prediabetes o diabetes limítrofe, sugiriendo que la persona realmente no está enferma o que la condición no tiene importancia. Sin embargo, debemos comprender que cada caso es serio y debe atenderse.

Síntomas

Entre los síntomas de la diabetes se encuentran:

  • Sed excesiva
  • Incremento de la orina
  • Incremento de apetito
  • Fatiga
  • Somnolencia
  • Visión borrosa
  • Entumecimiento u hormigueo en pies y/o manos
  • Heridas que no sanan
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Aliento con olor a acetona
  • Náuseas, vómito y dolor abdominal
  • Falta de aliento

Los síntomas de la diabetes tipo 1 suelen presentarse rápidamente, en tan solo cuestión de semanas. Por su parte, los síntomas de la diabetes tipo 2 se desarrollan lentamente durante el transcurso de años y pueden ser tan leves que no se noten.

Algunas personas con diabetes tipo 2 no se dan cuenta de su enfermedad, sino hasta que sufren algún trastorno relacionado como visión borrosa o una situación cardíaca.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 1 son los siguientes:

Factores genéticos
Tener familiares con diabetes incrementa la posibilidad de desarrollar la enfermedad. Cualquier persona que tenga una madre, padre, hermana o hermano con diabetes tipo 1 debería realizar alguna prueba de diagnóstico.
Páncreas
La pancreatitis crónica, enfermedad caracterizada por la destrucción progresiva del páncreas, podría resultar en el diagnóstico de diabetes tipo 1.
Infecciones
Algunas infecciones extrañas que afectan al páncreas podrían motivar la aparición de esta enfermedad.

Los factores de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2 son los siguientes:

Obesidad
Los descubrimientos recientes muestran una relación estrecha de esta condición con la diabetes tipo 2, siendo una de las razones principales para su aparición.
Intolerancia a la glucosa
Puede ser detectada con un simple estudio de laboratorio, lo que significaría la presencia de prediabetes y una fuerte posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2.
Resistencia a la insulina
Se diagnóstica cuando se encuentra que hay células resistentes a la insulina, lo que indica que el páncreas debe trabajar mucho más para producir la insulina que el cuerpo necesita.
Condición étnica
La diabetes es más común en hispanos, latinos, afroamericanos y norteamericanos nativos.
Diabetes gestacional
Haber tenido diabetes gestacional incrementa la posibilidad de padecer diabetes tipo 2 más adelante.
Factores genéticos
Familiares con diagnóstico de diabetes pueden incrementar las posibilidades de que otros miembros de la familia la desarrollen.
Síndrome de ovario poliquístico
Mujeres con esta condición tienen un riesgo más elevado.
Edad
Si tienes más de 45 años, sobrepeso y algún posible síntoma de diabetes, acude al médico y haz las pruebas pertinentes.

Estudios y Diagnóstico

La forma más común de detección es realizar una prueba de glucosa en plasma. Es decir, por medio de un análisis de laboratorio se determina cuánta glucosa hay en la sangre después de un ayuno de ocho horas.

Resultados de glucosa en plasma (mg/dL) Diagnóstico
Hasta 99 mg/dL o hasta 5.5 mmol/l Normal
Desde 100 mg/dl o 5.6 mmol/l Prediabetes
Desde 126 mg/dl o 7 mmol/l Diabetes*

*Debe confirmarse realizando un nuevo estudio

Se puede realizar una prueba oral de tolerancia a la glucosa, misma que mide el nivel de azúcar en sangre después de un ayuno de ocho horas y dos horas después de haber tomado una bebida de glucosa concentrada.

Estas pruebas se acompañan de la evaluación de los síntomas relacionados por un profesional de la salud.

En caso de resultados positivos de diabetes, deberán confirmarse los estudios, haciendo una nueva prueba otro día.

Si el diagnóstico resulta positivo, el médico deberá solicitar más pruebas de laboratorio para determinar el tipo de diabetes:

  • Péptido C: un bajo nivel de péptido C e insulina por lo general indica diabetes tipo 1
  • Anticuerpos antiinsulínicos: análisis que busca la presencia de anticuerpos contra la insulina para diagnosticar diabetes tipo 1
  • Anticuerpo contra el ácido glutámico descarboxilasa:  se utiliza para localizar anticuerpos que dañan las células del páncreas que producen insulina, lo que indicaría diabetes tipo 1
  • Anticuerpo del transportador 8 del zinc: sirve para determinar si una persona tiene diabetes tipo 1 por medio de la localización de un anticuerpo específico que ataca una enzima de las células beta del páncreas.

Prueba de hemoglobina glucosilada (A1c)

En una prueba que provee información acerca de los niveles de glucosa en sangre de los últimos tres meses. Esta es la prueba de laboratorio más utilizada para el control de la diabetes.

La ciencia detrás de esta prueba nos dice que las células de la sangre constantemente se crean y mueren, siendo su tiempo de vida de aproximadamente tres meses. Durante este tiempo, la glucosa se adhiere a estas células y dicha glucosa es reportada en el estudio en términos porcentuales.

El resultado del estudio permite observar que una persona con un problema de glucosa en sangre tendrá un porcentaje más elevado que una persona sana. Pero además de esta valiosa información, el estudio abarca un periodo de tres meses en dicho porcentaje, lo que la convierte en una prueba muy veraz.

  • El nivel normal de hemoglobina glucosilada es igual o menor a 5.7%
  • Un nivel de 5.7% a 6.4% se diagnostica como prediabetes
  • Un nivel superior a 6.5% resulta en un diagnóstico de diabetes

Una vez diagnosticada la enfermedad y utilizando este estudio como método de control, el objetivo del paciente deberá ser mantener el índice por debajo de 7%. Esto supone una mejora importante en la calidad de vida del paciente y menor riesgo de complicaciones.

Tratamiento y cuidados

El tratamiento ideal varía de persona a persona, pero es importante entender que si tu condición es diabetes tipo 1, necesitarás tratar tu padecimiento con insulina.

En la actualidad no existe una cura para la diabetes. No obstante, puede tratarse de forma exitosa por medio de inyecciones o con una bomba, cuya función es administrar la insulina.

Bomba de insulina


Si tienes diabetes tipo 2, podrás comenzar a manejar tu condición con alimentación adecuada y actividad física. Ambos son grandes aliados en el tratamiento.

Tu médico podrá recetar algún medicamento que ayude a mejorar tu condición. Es fundamental entender que no todos los medicamentos son adecuados para todas las personas. La valoración y supervisión médicas son indispensables para el éxito de la terapia.

Metformina
Es el medicamento que se utiliza en primera instancia, una vez que la dieta saludable y el ejercicio no han sido suficientes para bajar el nivel de glucosa en sangre.
Sulfonilurea
Sirve para estimular a las células pancreáticas en la producción de insulina.
Inhibidores de la alfa-glucosidasa
Colabora en la disminución de la absorción de carbohidratos, disminuyendo el incremento de los niveles de azúcar en sangre después de las comidas.
Reguladores prandiales de la glucemia
De manera similar a la sulfonilurea, estimulan celularmente la páncreas para producir insulina.
Tazolidinediona
Reduce la resistencia a la insulina permitiendo que la insulina que produce el cuerpo sea más efectiva.
Miméticos de incretina
Las incretinas son hormonas del intestino que responden a la ingesta de alimentos. Ayudan al cuerpo a producir más insulina cuando la requiere y reducen la producción de glucosa cuando no es requerida. También disminuyen la velocidad a la que el estómago digiere los alimentos y se vacía.

Prevención

De acuerdo con estudios publicados por la Clínica Mayo, cambiar tu estilo de vida puede ser el paso más importante en la prevención de la diabetes, por lo que nunca es demasiado tarde para comenzar.

En lo que se refiere a diabetes tipo 2, la más común, la prevención es muy importante, sobre todo cuando existen mayores factores de riesgo, como diabetes en la familia o sobrepeso.

Existen un sinnúmero de beneficios para realizar actividad física, algunos de ellos son:

Perder peso y con ello mejorar la salud en general
Disminuir el nivel de azúcar en sangre
Impulsar la sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre

Las investigaciones muestran que el ejercicio aeróbico y el entrenamiento de resistencia pueden ayudar a controlar la diabetes. Los mayores beneficios se obtienen cuando se tiene una rutina de ejercicio que involucra ambos entrenamientos.

Reduce el riesgo de diabetes mejorando el control de azúcar en sangre
Reduce el riesgo de enfermedades del corazón
Evita la ingesta excesiva de comida haciéndote sentir satisfecho
No es muy claro el porqué, pero los granos enteros pueden reducir el riesgo de padecer diabetes.

Trata de que al menos la mitad de granos en tu dieta sean enteros. Algunos alimentos con granos enteros vienen listos para comer, como son algunos panes, pastas y productos de cereal.

Si tienes sobrepeso, la prevención de la diabetes puede depender de la pérdida y control del peso. Cada kilo que pierdas puede mejorar tu salud en buena medida.

Los participantes de un estudio que perdieron una cantidad moderada de peso y comenzaron a hacer ejercicio redujeron su riesgo de diabetes en un 60%.

Simplemente haz elecciones más saludables.

Las dietas bajas en carbohidratos, la dieta del índice glucémico y algunas otras dietas de moda pueden ayudarte a perder peso. Sin embargo, su efectividad para prevenir la diabetes aún no está probada.

Puedes simplemente seguir un plan nutrimental controlado en cantidad y diversidad de alimentos para mantenerte sano y disminuir el riesgo de padecer diabetes.

Si tienes más de 45 años y sobrepeso o tienes menos de 45 años con sobrepeso y algún otro factor de riesgo, como vida sedentaria o antecedentes familiares de diabetes, sería apropiado que visitaras al médico para una revisión general y revisar los niveles de glucosa en sangre.

Manejo de la condición

  • Tú eres el miembro más importante de tu equipo de salud.

    A fin de cuentas, eres tú el que deberá manejar su diabetes día a día. Leer este artículo es un buen inicio, sin embargo hay mucho más que debes saber al respecto.

    No olvides platicar con otras personas acerca de tu condición. Es importante que otros profesionales de la salud sepan que tienes diabetes como tu dentista o tu oftalmólogo.

    En general, te irá mejor si las personas que te rodean están al tanto y permites que colaboren en el manejo.

  • Habrás escuchado frases como “solo es prediabetes” o “se le subió un poco el azúcar”.

    Estas frases sugieren que la diabetes no es una condición seria, cuando la realidad es que la diabetes es una condición muy seria, pero se puede aprender a manejarla.

  • Realiza un estudio A1c (Prueba de hemoglobina glucosilada): ponte la meta de mantener el resultado por debajo de 7.

    Mide tu presión arterial: de aquí en adelante deberás cuidar tu presión arterial. Si se eleva, podría provocar un daño ocular, una embolia o un ataque al corazón. Esfuérzate por mantener la presión por debajo de 140/90.

    Mide tu colesterol: existen dos tipo de colesterol. El LDL, que es el de baja densidad y puede obstruir los vasos sanguíneos; y el HDL, que es el de alta densidad y ayuda a remover el colesterol “malo” de los vasos sanguíneos.

    Deberás preguntar a tu médico cuáles son los niveles ideales para ti y buscar mantenerlos.

  • Es probable que te sientas molesto o triste al respecto. Sin embargo, debes saber que el estrés puede elevar los niveles de azúcar en sangre. Es mejor ocuparse que preocuparse.

    Obtén ayuda de grupos de apoyo o de otras personas que hayan logrado sobreponerse a la enfermedad.

    Mejora tu alimentación. Reduce las porciones y mezcla mejor los diferentes alimentos (productos de origen animal, vegetales, granos y semillas).

    Te vendrán mejor alimentos bajos en carbohidratos, bajos en grasa, bajos en sodio y bajos en azúcar.

    Cambia las bebidas azucaradas por agua.

  • Establece metas de actividad física y en la medida de lo posible, haz distintos tipos de ejercicio (aeróbicos y de fuerza). Plantéate nuevos objetivos hasta que logres una buena condición física y un peso adecuado.
  • Tu médico sabrá mejor que nadie lo que más te conviene.

    Haz caso a las indicaciones que te dé y cumple con la medicación que te prescriban.

    Pregunta al médico cualquier cosa que consideres importante.

    Por tu parte, mantén tu cuerpo limpio y bien cuidado. Revisa periódicamente tus extremidades y tu piel. Nota si hay marcas o lesiones, en cuyo caso deberás avisar al médico.

    Cepilla tus dientes y usa hilo dental para mantener tu dentadura y encías sanas.

  • La mejor forma de incorporar todos los consejos anteriores es hacer de ellos una rutina.

    Establece horarios. Dispón de tiempo para ejercitarte y cuidar tu cuerpo, establece tus citas médicas o pruebas de laboratorio en el calendario.

    Es difícil cuidar tu alimentación si los horarios y lugares de comida son cambiantes. Trata de establecerlos en la rutina de forma que sea más sencillo alimentarte adecuadamente.

En México, la diabetes es la primera causa de muerte en mujeres y la segunda en hombres

Enfermedades relacionadas

  • Ceguera
  • Insuficiencia renal
  • Impotencia
  • Enfermedades de la tiroides
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Necrobiosis lipoidica diabeticorum
  • Mastopatía
  • Condiciones musculares
  • Complicaciones de salud dental
  • Complicaciones cardíacas
  • Heridas

Fuentes

NIH – National Cancer Institute. (-). Diabetes Mellitus (Diabetes). Agosto 19, 2017, de PubMed Health Sitio web: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMHT0024704/

NIH. (-). Symptoms & Causes of Diabetes. Agosto 17, 2017, de NIH Sitio web: https://www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes/overview/symptoms-causes

Pancreatic Cancer Action Network. (-). What is the pancreas?. Agosto 17, 2017, de https://www.pancan.org/section_en_espanol/learn_about_pan_cancer/what_is_the_pancreas.php

Scribe Academy. (2016). How Insulin Works. Agosto 17, 2017, de Pacific Medical Training Sitio web: https://scribeschool.net/how-insulin-works.html

Diabetes UK. (-). Diabetes: the basics. Agosto 19,2017, de Diabetes UK Sitio web: https://www.diabetes.org.uk/Diabetes-the-basics/

NIH. (-). What is diabetes?. Agosto 20, 2017, de NIH Sitio web: https://www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes/overview/what-is-diabetes

WebMD. (-). Dagnosis of Diabetes. Agosto 20, 2017, de WebMD Sitio web: http://www.webmd.com/diabetes/guide/diagnosis-diabetes#1-1

NIH. (-). 4 Steps to Manage Your Diabetes for Life. Agosto 31, 2017, de NIH Sitio web: https://www.niddk.nih.gov/health-information/diabetes/overview/managing-diabetes/4-steps

Mayo Clinic Staff. (Septiembre 09, 2016). Diabetes prevention: 5 tips for taking control. Agosto 26, 2017, de Mayo Clinic Sitio web: http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/type-2-diabetes/in-depth/diabetes-prevention/art-20047639?pg=2

Diabetes UK. (-). Diabetes Treatments. Agosto 26, 2017, de Diabetes UK Sitio web: https://www.diabetes.org.uk/Diabetes-the-basics/Diabetes-treatments/

Diabetes UK. (-). Is there a cure for diabetes?. Agosto 27, 2017, de Diabetes UK Sitio web: https://www.diabetes.org.uk/Diabetes-the-basics/Is-there-a-cure/


¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
Excelente

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado, o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (5 Votos)
    6.6
Compartir en:

Escríbenos