Alzheimer

Alzheimer

Ilustración comparativa de un cerebro sano y uno con Alzheimer.

El alzheimer es una enfermedad que deteriora las capacidades cerebrales de una persona. Es el tipo más común de demencia, puesto que ocasiona problemas de memoria, en el comportamiento del pensamiento y en las actividades diarias. Por desgracia el alzheimer es progresivo y destruye las funciones cognitivas más importantes.

Esta enfermedad comienza de forma lenta, involucrando zonas del cerebro que controlan el pensamiento, lenguaje y memoria. Es por eso que la personas que la padecen, se sienten confundidas y olvidan a sus familiares más cercanos. Entre otras cosas, suelen perder su identidad, cambiar sus actitudes y hábitos. En casos severos, se sienten perdidos dentro de sus propias casas, pueden extraviarse y perder la habilidad de comunicarse.

data-ad-format="auto">

El alzheimer no tiene cura, porque degenera las células cerebrales y las mata. Algunos medicamentos pueden ayudar a mejorar los síntomas. Sin duda, esto es beneficioso para el entorno de alguien que lo padece, ya que alarga su independencia un poco más. Aunque los tratamientos no evitan que la enfermedad progrese, temporalmente disminuyen su empeoramiento. Es especialmente relevante que la atención para las personas que lo padecen sea total.

Esto puede ser abrumador no sólo para las personas que lo tienen, sino también para sus cuidadores y sus familias. A menudo hay una falta de conciencia y comprensión del padecimiento. Como consecuencia se cae en la estigmatización en las barreras para el diagnóstico y la atención. El impacto sobre los cuidadores, la familia y las sociedades puede ser físico, psicológico, social y económico.

“La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en todo el mundo”. -OMS

Causas

Los científicos creen que hay una serie de causas que pueden provocar la enfermedad. Estas van desde una combinación de factores genéticos, de estilo de vida y situaciones ambientales que afectan al cerebro. Menos del 5% de veces, el alzheimer es causado por cambios genéticos específicos. Por lo tanto, no siempre las personas pueden desarrollar la enfermedad.

Aunque las causas no se entienden completamente, su efecto en el cerebro es claro. Un cerebro afectado por la enfermedad tiene mucho menos células y menos conexiones entre células supervivientes.

A medida que estas mueren, se conduce a una contracción significativa del cerebro. Al examinarse el tejido cerebral, se ven dos tipos de anomalías que se consideran características de la enfermedad:

  • Placas: son grupos de una proteína llamada beta-amiloide. Estos pueden dañar y destruir las células de distintas maneras, incluso interfieren en su comunicación. Aunque la causa final de la muerte de células cerebrales es desconocida, parece que estas placas son las principales sospechosas.
  • Enredos: las células cerebrales dependen de un sistema interno de apoyo y transporte de nutrientes y otros materiales esenciales a través de sus extensiones. Este sistema requiere una estructura normal y el funcionamiento de una proteína llamado tau. En el alzheimer, los hilos de esta proteína se enredan anormalmente dentro de las células cerebrales. Por lo tanto lleva al fracaso del transporte de nutrientes. Esto también está fuertemente implicado en el declive y muerte de células cerebrales.

No hay una causa 100% establecida que se pueda estudiar para saber lo que provoca el alzheimer.

Existen posibles riesgos que pueden desarrollar la condición
-Edad.
-Algún familiar con historial de la enfermedad.
-Lesiones graves en la cabeza.
-Factores de estilo de vida y afecciones asociadas con alguna enfermedad cardiovascular.

Síntomas

Como lo mencionamos anteriormente, la enfermedad empeora con el paso del tiempo. Justo como todo nuestro cuerpo, la mente también envejece. El Alzheimer puede afectar a las personas dependiendo del impacto de la enfermedad y la personalidad antes de enfermarse.

Alzheimer

Cambios cerebrales asociados con la mente

Memoria

Es probable que se tengan lapsos en los cuales se olvida el lugar donde se dejaron la llaves, también cuando se olvida el nombre de un conocido. Pero la pérdida de memoria por Alzheimer es diferente. En este caso persiste, evoluciona, empeora y afecta las actividades en trabajo o casa.

-Repetir preguntas y declaraciones, sin darse cuenta que han hecho la pregunta anteriormente.
-Olvidar conversaciones, citas y eventos sin recordarlos posteriormente.
-Rutinariamente extraviar posesiones, situándolas en lugares ilógicos.
-Perderse en lugares conocidos.
-Olvidar nombres de familiares y objetos cotidianos.
-Problemas para referirse a objetos, expresar pensamientos o participar en conversaciones.

Pensamiento y razonamiento

El alzheimer también causa dificultades en la concentración y el pensamiento especialmente en cosas abstractas como números. Realizar múltiples tareas que tengan que ver con números como finanzas, pago de deudas o cuentas personales es probable que sean complicadas. Esto puede agravarse al grado de no reconocer o no poder lidiar con números.

Toma de decisiones o juicios

La respuesta eficaz a problemas cotidianos se vuelve más complicado. Ya sea el cuidado al cocinar o lidiar con situaciones al conducir un vehículo, como ejemplo, al calentar alimentos en la estufa o perderse entre calles.

Planear y realizar actividades

Actividades de rutina que requieren seguir pasos o instrucciones se convierten en un reto. Cosas como planear y hacer la comida o jugar un juego favorito, se dificultan a medida que la enfermedad progresa. Con el paso del tiempo, personas con el padecimiento olvidan tareas básicas como el aseo personal y vestirse.

Cambios de personalidad y conducta

Por desgracia, el alzheimer produce cambios en el cerebro que afectan la forma de actuar y sentir.

-Depresión
-Apatía
-Aislamiento social
-Cambios de humor
-Desconfianza hacia otras personas
-Irritabilidad y agresividad
-Cambios en los hábitos de sueño
-Sentirse extraño
-Ser desinhibido
-Delirios

Algunas actividades no se pierden hasta que la enfermedad avanza lo suficiente. Algunas de estas actividades, por suerte se pueden seguir disfrutando con normalidad:

  • Bailar
  • Leer
  • Cantar
  • Disfrutar la música
  • Hacer artesanías
  • Hobbies
  • Contar historias o recuerdos

Esto debido a que la información, habilidades y hábitos aprendidos temprano en la vida son las últimas cosas en perderse. La progresión de la enfermedad, por tanto, afecta en últimas etapas a la parte del cerebro que almacena esa información. Realizar las actividades mencionadas anteriormente fomenta el éxito y por consiguiente, mantiene la calidad de vida. Esto también ayuda en la fase moderada de la enfermedad.

Etapas del Alzheimer

Para ser entendida con mayor facilidad, la enfermedad ligada a la demencia se clasifica en tres etapas:

1. Etapa temprana: La primera etapa de este tipo de demencia es posible que sea pasada por alto, ya que el comienzo es gradual.

Síntomas de etapa temprana:
-Olvido.
-Pérdida de la noción del tiempo.
-Sentirse extraviado en lugares familiares.

2. Etapa media: cuando la enfermedad se encuentra en esta etapa, los síntomas son visibles y más restrictivos.

Síntomas de etapa media:
-Olvido de eventos recientes y nombres de personas.
-Perderse en casa.
-Dificultad creciente para comunicarse.
-Necesidad de ayuda con el cuidado personal.
-Experimentar cambios de comportamiento como cuestionamientos errantes y repetidos.

3. Etapa tardía: aquí la dependencia es casi total y como resultado hay inactividad. Las alteraciones a la memoria ya son graves y los síntomas físicos por tanto son más evidentes.

Síntomas de etapa tardía:
-Desconocimiento de tiempo y espacio (fecha y lugar)
-Dificultad para reconocer a familiares y amigos
-Creciente necesidad de autocuidado asistido
-Dificultad para caminar
-Experimentar cambios de comportamiento que se agravan y pueden incluir agresión.

Diagnóstico

El diagnóstico del alzheimer no depende solamente de un examen o prueba. Mientras que los especialistas casi siempre detectan demencia en un paciente, la causa exacta es difícil de determinar. Por lo general, para llegar a la conclusión de que una persona padece la enfermedad, se requiere una cuidadosa evaluación.

Esta evaluación incluye:

  • Historial médico completo.
  • Estado mental y pruebas de estado de ánimo.
  • Examen físico y neurológico.
  • Análisis de sangre e imágenes cerebrales para descartar síntomas similares a la demencia.

Pruebas y exámenes clínicos

El médico realiza un examen físico y probablemente compruebe su estado general de salud neurológica. Este examen busca probar:

  • Reflejos y reacciones
  • Tono muscular y fuerza
  • Capacidad de levantarse de un lugar y cruzar la habitación
  • Vista y audición
  • Cordinación
  • Equilibrio

Exámenes de laboratorio

Las pruebas de sangre pueden ayudar al médico a descartar otras causas potenciales de pérdida de la memoria y confusión, como trastornos de la tiroides o deficiencias de vitaminas.

Alzheimer

Estado mental y pruebas neuropsicológicas

Es probable que se realicen pruebas de estado mental para evaluar la memoria y otras habilidades del pensamiento. Además, se sugieren pruebas neuropsicológicas que proporcionen detalles adicionales sobre la función mental. De esta manera se pueden comparar con otros de una edad similar o nivel de educación.

Imagen mental

Estos exámenes se utilizan principalmente para señalar las anomalías visibles relacionadas con condiciones distintas de la enfermedad. En primer lugar, se observan accidentes cerebrovasculares, traumas o tumores que puedan causar cambios cognitivos. Las nuevas aplicaciones de imagenología permiten a los médicos detectar cambios cerebrales específicos causados por Alzheimer.

Las tecnologías de imagen cerebral

Imágenes por resonancia magnética: utiliza ondas de radio y un campo magnético fuerte para producir imágenes detalladas de su cerebro. Se busca descartar otras condiciones que expliquen o se agreguen a los síntomas cognitivos. Además de utilizarse para evaluar si se producen encogimientos en regiones cerebrales implicadas en la enfermedad.

Tomografía computarizada: produce imágenes transversales (cortes) del cerebro. Es usada para descartar tumores, derrames cerebrales y lesiones en la cabeza.

Tomografía por emisión de positrones: durante esta exploración, se inyecta en una vena un trazador radiactivo de bajo nivel. Este probablemente sea una forma de especial de glucosa que muestra la actividad general en varias regiones del cerebro. Aquí se muestran qué partes no están funcionando bien. Las nuevas técnicas de esta tomografía son capaces de detectar el nivel de placas y enredos. Sin embargo, estas técnicas se encuentran generalmente en escenarios de investigación o ensayos clínicos.

Fluido cerebroespinal: se realiza en circunstancias especiales como la demencia de progreso rápido o de comienzo temprano. El líquido cefalorraquídeo puede ser probado para biomarcadores que indiquen la probabilidad de padecer Alzheimer.

Tratamientos y cuidados

Hasta el momento, no existe cura para la enfermedad o algún tratamiento para alterar el progreso de la enfermedad. Sin embargo, tratamientos farmacéuticos y no farmacéuticos pueden ayudar con los síntomas cognitivos y de comportamiento.

Existen dos tipos de medicamentos que se usan para estos síntomas:

Inhibidores de la colinesterasa
Estos funcionan aumentando los niveles de comunicación de célula a célula, proporcionando un neurotransmisor (acetilcolina) que se agota en el cerebro a causa de la enfermedad. Como resultado hay una mejoría modesta. Estos pueden mejorar los síntomas neuropsiquiátricos, como agitación o depresión.

Los principales efectos secundarios de estos fármacos incluyen diarrea, náuseas, pérdida de apetito y trastornos del sueño. En personas con trastornos de conducción cardíaca existen efectos secundarios graves, tales como frecuencia cardíaca lenta y bloqueo cardíaco.

Memantina (Namenda)
Este funciona en otra red de comunicación de células cerebrales y frena la progresión de los síntomas. A veces se usa en combinación con un inhibidor de la colinesterasa. Los efectos secundarios pueden incluir estreñimiento, mareos y dolor de cabeza.

Prevención

Algunas pruebas sugieren que los mismos factores de enfermedad cardíaca también pueden aumentar de desarrollar Alzheimer. Por ejemplo:

  • Falta de ejercicio.
  • Obesidad.
  • Fumar o exponerse al humo de cigarro.
  • Alta presión sanguínea.
  • Colesterol alto en la sangre.
  • Diabetes de tipo 2 mal controlado.
  • Una dieta que carece de frutas y verduras.
Alzheimer

Recomendaciones especiales

No existe como tal la prevención de la enfermedad, pero es recomendable un diagnóstico pronto si se perciben los síntomas. De igual manera, el contacto frecuente con el médico para un tratamiento que pueda ayudar a tratar los síntomas.

Crear un entorno seguro y de apoyo para adaptar la situación de vida a las necesidades de una persona con Alzheimer. Establecer y fortalecer los hábitos de rutina y minimización de tareas exigentes facilitan la vida de un persona con el padecimiento. Se recomienda apoyar la sensación de bienestar de una persona y su capacidad continua de inclusión.

Algunas recomendaciones especiales:

  1. Mantener objetos de valor como llaves, billeteras y teléfonos móviles en un mismo lugar para evitar su extravío.
  2. Comunicación con el médico para simplificar el régimen de medicamentos en una dosis una vez al día.
  3. Desarrollar el hábito de llevar un celular con geolocalización en situaciones de extravío y así se pueda rastrear a la persona. Además, programar números de teléfono importantes en caso de emergencia.
  4. Asegurarse que las citas se programen los mismos días a las mismas horas.
  5. Utilice un calendario o pizarra en la casa para realizar un seguimiento de los horarios diarios. Construya el hábito de comprobar hacia fuera los artículos terminados de modo que usted pueda ser seguro que fueron terminados.
  6. Quitar el exceso de muebles y desorden en casa.
  7. Instale pasamanos en las escaleras y en los baños.
  8. Asegúrese de que los zapatos y las zapatillas son cómodos y proporcionan una buena tracción.
  9. Reducir el número de espejos ya que las personas con Alzheimer pueden encontrar imágenes en espejos confusos o aterradores.
  10. Mantenga fotografías y otros objetos significativos alrededor de la casa.

Estadísticas importantes

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia y contribuye casi en el 60-70% de los casos.

En todo el mundo, aproximadamente 44 millones de personas tienen Alzheimer o una demencia relacionada. (Enfermedad de Alzheimer Internacional).

El costo global de la enfermedad de Alzheimer y la demencia se estima en 605 mil millones de dólares, lo que equivale al 1% del producto interno bruto mundial.

Cada año hay 9,9 millones de nuevos casos.

La proporción estimada de la población general de 60 años y más con demencia en un momento dado está entre 5 a 8 por cada 100 personas.

El número total de personas con demencia se proyecta cerca de 75 millones en 2030 y probablemente se triplique en 2050 a 132 millones. Gran parte de este aumento es atribuible al creciente número de personas con demencia que viven en países de ingresos bajos y medianos.

 Fuentes

Alzheimer’s Association. (-). Alzheimer’s Disease. 2017, de Alzheimer’s Association Sitio web: http://www.alz.org/alzheimers_disease_what_is_alzheimers.asp

Mayo Clinic. (2017). Alzheimer’s disease. 2017, de Mayo Clinic Sitio web: http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/alzheimers-disease/home/ovc-20167098

Organización Mundial de la Salud. (2017). Dementia. 2017, de Organización Mundial de la Salud Sitio web: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs362/en/

Medline Plus. (-). Alzheimer’s Disease. 2017, de Medline Plus Sitio web: https://medlineplus.gov/alzheimersdisease.html

Alzheimer’s Net. (-). Alzheimer’s Statistics. 2017, de Alzheimer’s Net Sitio web: http://www.alzheimers.net/resources/alzheimers-statistics/

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado, o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (3 Votos)
    7.6
Compartir en:

Escríbenos