¿Qué es el Cáncer?

Se dice que el cáncer es un conjunto de enfermedades relacionadas. En todos los casos, algunas células del cuerpo se dividen sin control y se diseminan a los tejidos circundantes.

De manera natural, las células crecen y se dividen para formar nuevas células conforme el cuerpo las necesita y cuando envejecen o se dañan, mueren para que las nuevas ocupen su lugar.

Sin embargo, cuando se desarrolla un cáncer, este proceso ordenado cambia: las células viejas sobreviven y las células nuevas se crean aunque no sean necesarias en el cuerpo. Todas estas células adicionales se dividen sin interrupción, formando masas mejor conocidas como tumores.

data-ad-format="auto">

Las células cancerosas pueden influir en las normales para desarrollar vasos sanguíneos y transportar oxígeno al tumor, propiciando su crecimiento. También tienen la capacidad de evadir al sistema inmunitario o utilizarlo para protegerse y seguir su multiplicación descontrolada.

Los tumores benignos no se diseminan ni invaden tejido circundante, por lo que se pueden erradicar al ser extirpados. Sin embargo, este tipo de tumores en el cerebro, pueden poner en riesgo la vida de la persona.

¿Qué es la Metástasis?

Cuando el cáncer se ha diseminado a diversas partes del cuerpo, se le llama cáncer metastásico y al proceso de diseminación se le llama metástasis. Esto quiere decir que el cáncer diseminado tiene el mismo tipo de células que el original.

En la metástasis, las células cancerosas se separan del cáncer original y viajan a través de la sangre o el sistema linfático y forman nuevos tumores en otras partes del cuerpo. Estos nuevos tumores se consideran metastásicos y son del mismo tipo de cáncer que el tumor primario.

Por ejemplo, un cáncer de seno que se extiende y forma un tumor metastásico en el pulmón, se le identifica como cáncer metastásico de seno; es decir, no es cáncer de pulmón.

El tratamiento puede ayudar a prolongar la vida de las personas con cáncer metastásico aunque su objetivo principal es controlar el crecimiento del cáncer y ayudar a aliviar los síntomas que provoca. Este tipo de tumores causan daños severos al funcionamiento del cuerpo que derivan en la muerte.

Cambios en los tejidos que no son cáncer

No todos los cambios que se presentan en los tejidos son cáncer aunque, en algunos casos se podría desarrollar si no se recibe el tratamiento y monitoreo adecuados.

Hiperplasia
Cuando las células se dividen más rápido de lo normal, aumentan el tamaño del tejido o del órgano. Sin embargo, cuando se analizan al microscopio, su aspecto es normal. La hiperplasia puede ocurrir por diversos factores incluyendo la irritación crónica.
Displasia
También presenta una gran producción de células pero, al ser observadas bajo el microscopio, no son normales. No se considera como cáncer pero la displasia tiene grandes posibilidades de convertirse en uno.
Carcinoma in situ
Esta es una condición más seria que no se considera como cáncer porque las células dañadas están localizadas en el tejido, es decir, no han invadido el tejido cercano.

Síntomas

El cáncer puede causar muchos síntomas y muy diversos.

  • Cambios en la piel (la aparición de un lunar nuevo o notar cambios en uno existente)
  • Una llaga o herida que no sana
  • Cambios en el tamaño o forma de los senos o en la textura de esa piel o pezones
  • Engrosamiento o abultamiento debajo de la piel
  • Ronquera o tos que no desaparecen
  • Cambios en los hábitos intestinales
  • Dolor o dificultad para orinar
  • Presentar malestar después de ingerir alimentos; dificultad para tragar o cambios de apetito
  • Ganar o perder peso sin razón aparente
  • Dolor abdominal
  • Sudoración nocturna sin explicación
  • Sangrado inusual en la orina, sangrado vaginal o sangre en las heces
  • Experimentar cansancio o fatiga

Si presenta alguno de estos síntomas u otros, es recomendable que consulte a su médico para ser diagnosticado. El cáncer en etapas tempranas no causa dolor; no espere a que la sintomatología aumente.

Diagnóstico

Una de las herramientas más importantes para detectar un posible cáncer, son las pruebas de laboratorio. Cuando los resultados sugieran anomalías, consulte a su médico para confirmar la causa. Él practicará un examen físico e investigará su historia clínica personal y familiar para dar un diagnóstico.

Es probable que el médico solicite más pruebas de laboratorio, radiografías, tomografías u otras pruebas.

  • Análisis bioquímico de la sangre: sirve para la medición de urea y creatinina. Los resultados, pueden revelar signos de la enfermedad.

    Análisis citogenético: mide los cambios en el número de cromosomas en los glóbulos blancos o en las células de médula ósea. Sirve para el diagnóstico y para decidir el tratamiento adecuado.

    Análisis de orina: analiza el color y su contenido de azúcar, proteínas, glóbulos rojos y glóbulos blancos. Sirve para la detección y diagnóstico del cáncer de riñón y urotelial.

    Citología de orina: detecta la presencia de células anormales que se desprenden de las vías urinarias. Sirve para diagnosticar cáncer de vejiga.

    Estudio citológico del esputo: mide las células anormales en la mucosidad que se arroja de los pulmones al toser. Sirve para diagnosticar cáncer de pulmón.

    Inmunofenotipado: identifica las células basándose en los tipos de antígenos presentes en la superficie celular. Sirve para el diagnóstico, la estadificación y observación de cáncer del sistema circulatorio; incluso leucemias y otros síndromes.

    Pruebas de marcadores tumorales: miden la presencia, concentración o la actividad de proteínas específicas; los genes en el tejido, en la sangre u otros fluidos  que pueden ser signos de cáncer. Otros marcadores tumorales analizan el ADN en busca de mutaciones que pueden estar presentes. Estas pruebas se utilizan para el diagnóstico y tratamiento adecuado de la enfermedad. Ayudan a evaluar la respuesta al tratamiento y para observar la recurrencia del cáncer.

    Pruebas de mutaciones genéticas cancerosas: estas pruebas buscan cambios hereditarios específicos (mutaciones) en los cromosomas, proteínas o en los genes de la persona.

    Recuento sanguíneo completo: mide la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y hemoglobina en una muestra de sangre. Se utiliza para diagnosticar leucemia.

  • Estas pruebas ayudan al médico a identificar la localización del tumor por medio de imágenes.

    Tomografía computarizada (TAC): se obtienen imágenes de los huesos u órganos que acumulan radiactividad que se suministra previamente con una inyección que contiene un marcador radiactivo.

    Ecografía: se realiza con un aparato que emite ondas de sonido que rebotan en los tejidos internos del cuerpo. La computadora usa estos ecos para generar una imagen llamada sonograma.

    Resonancia magnética (RM): consta de un imán potente que crea imágenes detalladas de zonas internas del cuerpo.

    Tomografía por emisión de positrones (TEP): obtiene imágenes en tercera dimensión de las zonas donde se acumula el marcador radiactivo que circula por la sangre, que se suministra a través de una inyección.

    Rayos X: son bajas dosis de radiación para crear imágenes del interior del cuerpo.

  • Es un procedimiento en el que el médico extrae una muestra de tejido para que un patólogo la examine al microscopio para ver si hay células cancerosas. La muestra se puede obtener de varias formas:

    • Utilizando una aguja para extraer tejido o fluido.

    • Utilizando un endoscopio, el médico puede observar el interior del cuerpo y extraer tejido o células.

    • Cirugía de escisión, se realiza para extraer todo el tumor y, con frecuencia, el tejido sano que lo rodea.

    • Cirugía de incisión es en la que el cirujano extrae solo una parte del tumor.

Estadificación

La estadificación describe la extensión del cáncer, qué tan grande es el tumor y su diseminación a otras partes del cuerpo. Conocer la etapa del cáncer permite al médico comprender la gravedad del mismo y le ayuda a determinar el mejor tratamiento.

Existen muchos sistemas de estadificación y la mayoría incluyen información acerca de:

• La ubicación del tumor en el cuerpo
• El tipo de células como adenocarcinoma o de células escamosas
• El tamaño del tumor
• Diseminación a los ganglios linfáticos cercanos u otras partes del cuerpo
• El grado del tumor (aspecto anormal de las células) y la probabilidad de que crezca y se disemine

Sistema TNM

El sistema TNM de estadificación es el de mayor uso. Excepto para los tumores de cerebro, cáncer de médula espinal y de sangre; en estos se emplean diferentes sistemas.

• La T se refiere al tamaño y extensión del tumor principal o primario
• La N se refiere al número de nódulos linfáticos cercanos que tienen cáncer
• La M se refiere al cáncer metastásico (diseminación a otras partes del cuerpo)

La descripción incluye letras y números; estos proporcionan detalles del cáncer. En la tabla se explica la nomenclatura:

Tumor primario (T)
TX: el tumor primario no puede medirse
T0: el tumor primario no se pudo encontrar
T1, T2, T3, T4: se refiere al tamaño y/o extensión del tumor primario. El número es proporcional al tamaño del tumor o a su crecimiento hacia tejidos cercanos.
Ganglios linfáticos regionales (N)
NX: no puede medirse el cáncer en los ganglios linfáticos cercanos
N0: no hay cáncer en los ganglios linfáticos cercanos
N1, N2, N3: se refiere al número y ubicación de los ganglios linfáticos que tienen cáncer. El número es proporcional a la cantidad de ganglios afectados.
Metástasis distante (M)
MX: no puede medirse la metástasis
M0: el cáncer no se ha diseminado a otras partes del cuerpo
M1: el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo

Grado tumoral

Es la descripción de un tumor, en base a las células que lo componen y cómo se ve el tejido bajo el microscopio. Sirve para indicar qué tan rápido crecerá y su capacidad de diseminación.

  • Tumor bien diferenciado: las células son casi normales; estos tumores tienden a crecer en menor medida.
  • Tumor no diferenciado: contiene células anormales y carece de estructuras de tejido normal por lo que tienden a crecer y diseminarse.

El grado tumoral no es lo mismo que la estadificación del cáncer. Los grados se refieren al tamaño y a cuánto se ha extendido en el cuerpo. El grado tumoral se basa en factores como la ubicación del tumor primario, su tamaño, cuánto se ha extendido el cáncer a los ganglios linfáticos y la presencia de más tumores en el cuerpo.

Los sistemas de clasificación varían de acuerdo al tipo de cáncer. Por lo general, los tumores se clasifican en grado 1, 2, 3 o 4 según su nivel de anormalidad.

Otro sistema de estadío

Otro sistema de estadificación usado en todos los tipos de cánceres, lo agrupa en uno de cinco categorías principales:

  • Células anormales presentes que no se han diseminado a tejidos cercanos
  • Que está limitado al lugar donde se originó y no existen señales de que se ha diseminado
  • Se ha diseminado a los nódulos linfáticos, tejidos u órganos
  • El cáncer se ha diseminado a partes distantes del tumor primario
  • No hay información suficiente para determinar el estadío

Tratamiento

Existen muchos tratamientos; éstos dependen del tipo de cáncer diagnosticado y lo avanzado que esté. El paciente puede recibir un solo tratamiento o una combinación de cirugía, radioterapia y/o quimioterapia.

Procedimiento mediante el cual el cirujano extirpa el cáncer del cuerpo

Este tratamiento utiliza grandes dosis de radiación para matar células cancerosas y para reducir tumores.

Utiliza medicamentos para matar células cancerosas. Es importante informarse cómo funciona este tratamiento, sus efectos secundarios y cómo se puede combinar con otros.

Inmunoterapia
Ayuda al sistema inmunitario a combatir el cáncer
Medicina de precisión y terapia dirigida
Esta alternativa ayuda al médico a elegir el mejor tratamiento para cada paciente en base a la comprensión genética de su enfermedad
Terapia hormonal
Desacelera o detiene el crecimiento del cáncer de seno y próstata, utilizando hormonas de crecimiento. Es importante informarse sobre los efectos secundarios que pueden presentarse
Trasplante de células madre
Restaura la formación de células madre en los pacientes que han recibido altas dosis de quimioterapia y/o radioterapia

Prevención

La Organización Mundial de la Salud señala que entre el 30% y el 50% de los cánceres son evitables. Para lograrlo es necesario reducir los factores de riesgo.

Además, si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, la recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes. Los factores de riesgo a modificar y prevenir son:

  • Consumo de tabaco
  • Sobre peso (obesidad)
  • Mala alimentación donde se ingieren pocas cantidades de frutas y verduras
  • Inactividad física
  • Consumo de bebidas alcohólicas
  • Infecciones genitales derivadas de los papilomavirus humanos. Se recomienda aplicar las vacunas correspondientes
  • Infecciones que provienen de los virus de las hepatitis y otras infecciones oncogénicas. Se recomienda aplicar la vacuna de la hepatitis B

La OMS indica que la vacunación contra los papilomavirus humanos y contra el virus de la hepatitis B, podría prevenir 1 millón de casos de cáncer cada año.

Tipos de Cáncer

Existen más de 100 tipos de cáncer, su nombre se designa con el nombre del órgano o tejido donde se forman.

Carcinoma: es el más común, está formado por células epiteliales que son las que cubren el interior y exterior de las superficies del cuerpo. Existen muchos tipos de estas células y reciben nombres específicos de acuerdo al lugar donde se originan.

  • Adenocarcinoma –  es un tumor maligno que se forma en los tejidos glandulares encargados de producir fluidos o mucosa. La mayor parte de cáncer de seno, colon y próstata son adenocarcinomas.
  • Carcinoma de células escamosas –  es el que está debajo de la superficie exterior de la piel y de algunos órganos como el estómago, intestinos, pulmones, vejiga y riñones. A este tipo de carcinoma también se le conoce como carcinoma epidermoide.
  • Carcinoma de células de transición –  es aquel que se forma en el tejido de algunos órganos como la vejiga, uretra y parte de los riñones.

Sarcoma: se forma en los huesos y tejido blando como los músculos, tejido graso, vasos linfáticos y en tejido fibroso como tendones y ligamentos. El osteosarcoma es el cáncer de hueso más común.

Leiomiosarcoma
Es un tumor maligno en las células de los músculos lisos como el útero, abdomen o la pelvis.
Sarcoma de Kaposi
Aparecen lesiones en la piel, en los ganglios linfáticos, en el revestimiento de la boca, nariz o garganta. Suelen ser lesiones de color púrpura y se pueden presentar en varias partes del cuerpo al mismo tiempo.
Histiocitoma fibroso maligno
Se forma en músculos y tendones y puede presentarse en cualquier parte del cuerpo. También puede aparecer en zonas que en el pasado recibieron radioterapia. Crece rápido y se disemina principalmente a los pulmones.
Dermatofibrosarcoma protuberante
Es un tipo de tumor que empieza como nódulo (acumulación de células abultadas) en la dermis, que es la capa más profunda de la piel. Puede crecer en el tejido que lo rodea pero no se disemina a otras partes del cuerpo.

Tumores de cerebro y de médula espinal: reciben su nombre de acuerdo a la célula en la que se forman. Los tumores de cerebro pueden ser benignos o cancerosos.

Cáncer de sangre

Leucemia: afecta la producción y función de las células de la sangre. La mayoría comienza en la médula ósea, que es la encargada de producir sangre. La leucemia no forma tumores sólidos sino que produce una gran cantidad de glóbulos blancos anormales que eliminan a las células normales de la sangre.

Mientras más bajos son los niveles de células normales, más difícil es para el cuerpo obtener oxígeno, controlar las hemorragias o combatir infecciones. Algunos de sus síntomas son fiebre, sudoración nocturna, glándulas hinchadas, fatiga, dolor en las articulaciones y pérdida de peso.

Linfoma: empieza en los linfocitos, que son los glóbulos blancos encargados de combatir enfermedades, estos cambian y crecen fuera de control. Existen dos tipos, Linfoma de Hodgkin y Linfoma no Hodgkin. Cada uno crece de manera distinta y responde de manera diferente al tratamiento; tienen buen índice de curación.

Mieloma múltiple o enfermedad de Kahler: este tipo de cáncer comienza en las células plasmáticas (pertenecen al sistema inmunitario y su función es generar grandes cantidades de anticuerpos). Las células plasmáticas anormales se acumulan en la médula ósea y forman tumores en los huesos de todo el cuerpo.

Cáncer de piel (melanoma)

Es el cáncer que comienza en las células que se transforman en melanocitos, que son células especializadas que producen melanina (el pigmento que da color a la piel). La mayoría de los melanomas se forman en la piel aunque también se pueden presentar en otros tejidos pigmentados, como en los ojos.

La señal de alerta más importante es una mancha nueva en la piel o su cambio de tamaño, forma o color. Para identificarlos, se puede aplicar la regla ABCDE.

  • La mitad del lunar o marca de nacimiento no coincide con la otra.
  • Las orillas son irregulares, imperfectas o borrosas
  • No es uniforme, puede tener tonos cafés y negros; partes rosas, rojas, blancas o azules
  • La mancha mide más de 6 milímetros de un lado al otro; los melanomas suelen ser más pequeños
  • El lunar está cambiando de tamaño, forma y/o color

Datos y Cifras

• En el 2012 se registraron cerca de 14 millones de nuevos casos y se estima que incremente en un 70% en las próximas dos décadas

• El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo, en el 2015 ocasionó 8,8 millones de defunciones

• El 25% de los casos de cáncer proviene de los  virus de las hepatitis y papilomavirus humanos

• Los cinco tipos de cáncer que causan un mayor número de defunciones
Pulmonar (1,69 millones de defunciones)
Hepático (788,000 defunciones)
Colorrectal (774,000 defunciones)
Gástrico (754,000 defunciones)
Mamario (571,000 defunciones)

Estadísticas Generales del cáncer en Estados Unidos

  • En 2016 se diagnosticaron 1,685,210 nuevos casos en Estados Unidos
  • Los casos más comunes en 2016 fueron de seno, pulmón y bronquios, próstata, colon y recto, vejiga; el melanoma de piel, el linfoma no Hodgkin, el cáncer de tiroides, riñón y pelvis renal, la leucemia, el cáncer de endometrio y de páncreas
  • El índice de mortalidad es mayor en hombres que en mujeres. Un total de 207,9 hombres contra 145,4 mujeres de cada 100,000
  • En 2014 se diagnosticaron con cáncer 15,780 niños y adolescentes de 0 a 19 años de edad
  • Los gastos nacionales dedicados a la atención del cáncer en Estados Unidos tuvieron un total casi de 125 mil millones de dólares en 2010 y podrían alcanzar los 156 mil millones de dólares para 2020

Fuentes

Ferlay J, Soerjomataram I, Ervik M, Dikshit R, Eser S & Mathers C. (2012). Cancer Incidence and Mortality Worldwide: IARC CancerBase. agosto 18, 2017, de Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer Sitio web: http://globocan.iarc.fr/Default.aspx

Stewart BW & Wild CP. (2014). World cancer report 2014. agosto 18, 2017, de International Agency for Research on Cancer Sitio web: http://publications.iarc.fr/Non-Series-Publications/World-Cancer-Reports/World-Cancer-Report-2014

National Cancer Institute at the National Institutes of Health. (abril 6, 2017). Types of Cancer Treatment. agosto 20, 2017, de National Cancer Institute at the National Institutes of Health Sitio web: https://www.cancer.gov/about-cancer/treatment/types

The American Cancer Society. (mayo 19, 2016). Possible signsand symptoms of melanoma. agosto 24, 2017, de American Cancer Society Sitio web: https://www.cancer.org/cancer/melanoma-skin-cancer/detection-diagnosis-staging/signs-and-symptoms.html

The Website of the National Cancer Institute. (abril 6, 2017). What is cancer. agosto 29, 2017, de National Cancer Institute Sitio web: https://www.cancer.gov/about-cancer/understanding/what-is-cancer

¡Califica nuestro artículo!

100%
100%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (4 Votos)
    6.5
Compartir en:

Escríbenos