¿Qué es el desequilibrio electrolítico?

Iones en el cuerpo

El desequilibrio electrolítico puede ser mortal, no importa que sea la última condición por la que nos preocupamos. Es necesario entender al cuerpo humano como la máquina química que es para dimensionar la importancia del tema. ¿Sabías que el 96% del cuerpo humano está compuesto por elementos químicos? La mayoría de estos se forman de agua y son esenciales PARA VIVIR Y MANTENERSE VIVO. Sin embargo, hay algunos que son fundamentales para procesos y funciones corporales, como la formación de huesos y células, regular los procesos nerviosos, eléctricos, el nivel de pH, entre muchos otros. Cuando alguno de estos elementos disminuye o aumenta anormalmente, se le conoce como desequilibrio electrolítico.

Esta condición puede ser causada por una deficiencia o exceso de minerales en el cuerpo. Por ejemplo, la hipercalemia e hipercalcemia indican el exceso de potasio y calcio respectivamente. Esto altera el balance en general y el funcionamiento de nervios, sistemas cardiovascular y múscular.

En el torrente sanguíneo existen químicos que regulan funciones importantes en el cuerpo. A estos químicos se les conoce como electrolitos. Cuando estos se disuelven en el agua, se separan en iones con carga positiva y negativa. Los electrolitos son esenciales para las funciones nerviosas y musculares, el balance de los fluidos corporales y otros procesos. Además, tienen una carga eléctrica y están presentes en la sangre, plasma, orina y otros fluidos.

Los electrolitos existen en forma de calcio, cloro, magnesio, fosfato, potasio y sodio. Todos se obtienen a través de líquidos, suplementos y alimentos. Por ejemplo, los plátanos son excelentes fuentes de potasio. El balance de electrolitos constantemente cambia debido a la fluctuación de los niveles de fluidos en el cuerpo. Cuando una persona suda al ejercitarse, por el clima caluroso o alguna enfermedad, algunos niveles de electrolitos podrían disminuir. El Vómito y la diarrea son otras causas de desequilibrio electrolítico. Es importante reponer estos electrolitos para evitar la deshidratación, la cual es potencialmente mortal.

Causas de un desequilibrio electrolítico

Esta condición es causada normalmente por una pérdida de fluidos corporales por medio de vómito, diarrea o sudoración prolongada. Es probable que también se deba a la pérdida de fluidos debido a quemaduras. Ciertos medicamentos causan desequilibrio electrolítico. En algunos casos, las enfermedades subyacentes son las culpables. La causa exacta varía según el desequilibrio electrolítico en específico, ya que existen muchas causas para que suceda. Entre estas están:

  • Pérdida de fluidos corporales por vómito, diarrea, sudoración prolongada
  • Fiebre alta durante un largo periodo
  • Mala alimentación y falta de vitaminas
  • Enfermedad de riñón
  • Desórdenes hormonales o endócrinos

Malabsorción: el cuerpo puede ser incapaz de absorber los electrolitos debido a enfermedades estomacales, medicamentos o la forma de consumir los alimentos. Una complicación de la quimioterapia es el síndrome de lisis tumoral. Esto ocurre cuando el cuerpo descompone las células tumorales rápidamente después de la quimioterapia. Como consecuencia, provoca un nivel bajo de calcio en la sangre y niveles altos de potasio, entre otros desequilibrios. Entre los medicamentos que pueden causar desequilibrio electrolítico se encuentran:

  • Medicamentos para quimioterapia
  • Diuréticos
  • Antibióticos
  • Corticosteroides

Causas de un desequilibrio electrolítico

Tipos de desequilibrio electrolítico

Estos se identifican de la siguiente manera: los niveles elevados de un electrolito son indicados con el prefijo “hiper”. Los niveles muy bajos de un electrolito se indican con el prefijo “hipo”.

  • Calcio: hipercalcemia e hipocalcemia
  • Cloruro: hipercloremia e hipocloremia
  • Magnesio: hipermagnesemia e hipomagnesemia
  • Fosfato: hiperfosfatemia e hipofosfatemia
  • Potasio: hipercalemia e hipocalemia
  • Sodio: hipernatremia e hiponatremia

Calcio: función y desequilibrio

Es un mineral vital que el cuerpo usa para estabilizar la presión sanguínea y controlar la contracción muscular. También es importante para construir huesos y dientes fuertes. La hipercalcemia es cuando hay un excedente de calcio en la sangre. Esto comúnmente ocurre debido a:

  • Hiperparatiroidismo
  • Enfermedad del riñón
  • Desórdenes en la tiroides
  • Enfermedades pulmonares como tuberculosis o sarcoidosis
  • Ciertos tipos de cáncer, incluyendo cáncer de pulmón y cáncer de mama
  • Uso excesivo de antiácidos, calcio o suplementos de vitamina D
  • Medicamentos como el litio, teofilina o diuréticos (pastillas de agua)

cáncer de próstataLa hipocalcemia, al contrario, es la falta de calcio en el torrente sanguíneo. Las causas pueden ser las siguientes:

  • Insuficiencia renal
  • Hipoparatiroidismo
  • Deficiencia de vitamina D
  • Pancreatitis
  • Cáncer de próstata
  • Malabsorción
  • Ciertos medicamentos incluyendo heparina, medicinas para la osteoporosis y antiepilépticos.

Cloruro: función y desequilibrio

El cloruro es necesario para mantener un balance de fluidos corporales adecuado. La hipercloremia ocurre cuando el cloruro en el cuerpo es demasiado. Esto es el resultado de:

  • Deshidratación severa
  • Insuficiencia renal
  • Poco control de la nutrición en pacientes en diálisis

La hipocloremia se desarrolla cuando es muy poco el cloruro en el cuerpo. Esto a menudo es causado por problemas referentes al sodio o potasio. Otras causas son:

  • Fibrosis quística
  • Trastornos de la alimentación como la anorexia
  • Picaduras de escorpión
  • Lesión aguda en el riñón

Magnesio: función y desequilibrio

Este es un mineral crítico que regula funciones muy importantes en el organismo, como:

  • Contracción muscular
  • Ritmo cardiaco
  • Función nerviosa

La hipermagnesemia significa que hay un exceso en la cantidad de magnesio en el cuerpo. Este es un desorden que afecta primeramente a personas con la enfermedad de Addison y enfermedad renal en etapa terminal. La hipomagnesemia pasa, al contrario, cuando los niveles de magnesio son bajos. Las causas más comunes de esto son:

  • Trastorno por consumo de alcohol
  • Mala nutrición
  • Malabsorción
  • Diarrea crónica
  • Sudor excesivo
  • Insuficiencia cardiaca
  • Ciertos medicamentos como los diuréticos y antibióticos

Potasio: función y desequilibrio

Corazón con enfermedad cardiacaEl potasio es particularmente importante para la regulación de la función cardiaca. También ayuda a mantener sanos a los nervios y músculos. La hipercalemia se puede desarrollar debido a grandes niveles de potasio. Esta condición es fatal si no se diagnostica ni se trata y se desencadena por:

  • Deshidratación severa
  • Insuficiencia cardiaca
  • Acidosis severa incluida la cetoacidosis diabética
  • Ciertos medicamentos como los usados para la presión sanguínea y diuréticos
  • Insuficiencia suprarrenal que es cuando los niveles de cortisol son demasiado bajos

La hipocalemia ocurre cuando los niveles son muy bajos y a menudo es el resultado de:

  • Trastornos de alimentación
  • Vómito y diarrea severos
  • Deshidratación
  • Medicamentos como laxantes, diuréticos y corticosteroides

Sodio: función y desequilibrio

El sodio es necesario para el cuerpo, pues mantiene el balance de fluidos y es crítico para la función normal del cuerpo. Además, ayuda a regular la función nerviosa y la contracción muscular. La hipernatremia ocurre cuando el sodio en la sangre es excesivo. Los niveles anormalmente altos de sodio ocurren por:

  • Consumo inadecuado de agua
  • Deshidratación severa
  • Pérdida excesiva de fluidos corporales como resultado de vómito, diarrea, sudor o enfermedades respiratorias.
  • Medicamentos como los corticosteroides

La hiponatremia se desarrolla por niveles bajos de sodio. Las causas comunes de esto son: La pérdida excesiva de fluidos corporales por medio de la piel debido al sudor o quemaduras

  • Vómito o diarrea
  • Nutrición inadecuada
  • Alcoholismo
  • Sobrehidratación
  • Desórdenes tiroideos, hipotalámicos o suprarrenales
  • Insuficiencia hepática, renal o cardiaca
  • Ciertos medicamentos como diuréticos o para las convulsiones
  • Síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética

Fosfato: función y desequilibrio

Los riñones, huesos e intestino trabajan para balancear los niveles de fosfato en el cuerpo. El fosfato es necesario para una gran variedad de funciones e interactúa cercanamente con el calcio. Enfermedad renalLa hiperfosfatemia puede ocurrir por:

  • Niveles bajos de calcio
  • Enfermedad renal crónica
  • Dificultades severas para respirar
  • Hipotiroidismo
  • Lesión muscular grave
  • Síndrome de lisis tumoral como resultado de un tratamiento contra el cáncer
  • Uso excesivo de laxantes con fosfato

Los niveles bajo de fosfato, llamado hipofosfatemia son provocados por:

  • Abuso de alcohol
  • Quemaduras severas
  • Inanición
  • Deficiencia de vitamina D
  • Hipertiroidismo
  • Medicamentos como el tratamiento de hierro por vía intravenosa, niacina y algunos antiácidos

Síntomas del desequilibrio electrolítico

Un desequilibrio electrolítico leve no causa síntomas. Dichos desbequilibrios pueden no ser detectados hasta que son descubiertos por un examen de sangre rutinario. Los síntomas normalmente aparecen una vez que algún desequilibrio se vuelve grave. Entonces, un desequilibrio electrolítico puede acompañar a otros síntomas. Esto varía dependiendo de la enfermedad subyacente, desorden o condición. Los síntomas frecuentemente afectan el tracto digestivo y además involucran a más sistemas corporales. Los síntomas generales de un desequilibrio electrolítico que pueden afectar la salud en general son:

  • Mareos
  • Fatiga
  • Náuseas con o sin vómito
  • Estremecimiento o temblores

Otros síntomas que pueden ocurrir y que se relacionan con síntomas en otros sistemas del cuerpo son:

  • Constipación
  • Orina oscura
  • Disminución de la producción de orina
  • Boca seca y mal aliento
  • Piel seca
  • Falta de transpiración
  • Debilidad muscular
  • Articulaciones rígidas o dolorosas
  • Confusión y delirio

Síntomas de un desequilibrio electrolítico

Diagnóstico

Un análisis de sangre mide los niveles de electrolitos en la sangre. Una prueba de sangre que examine la función renal también es de suma importancia. El doctor puede solicitar un examen físico o pruebas extras para confirmar un posible desequilibrio electrolítico. Estos exámenes adicionales varían dependiendo la condición que se descubra.

Por ejemplo, la hipernatremia puede causar la pérdida de elasticidad en la piel debido a la deshidratación severa. El doctor realiza una pequeña prueba pellizcando la piel para determinar cómo la deshidratación está afectando a una persona. Además de checar los reflejos, ya que tanto los niveles altos y bajos de algunos electrolitos puede afectarlos. Un electrocardiograma es útil para checar la presencia de latidos irregulares, ritmos o cambios en el electrocardiograma provocados por problemas electrolíticos.

Un diagnóstico equivocado del desequilibrio electrolítico puede tener efectos graves. Es fácil confundirlo con una condición mental, pues algunos síntomas son el cambio en el estado mental o cambio repentino de comportamiento como confusión, delirio, letargo o alucinaciones. Se puede experimentar síntomas serios que indican una condición potencialmente mortal. De igual manera se puede presentar taquicardia, mala elasticidad de la piel y ojos hundidos.

Tratamiento

El tratamiento varía dependiendo del tipo de desequilibrio electrolítico y de la enfermedad subyacente. En general, ciertos tratamientos son usados para restaurar el balance adecuado de minerales en el cuerpo. Estos incluyen:

Líquidos intravenosos: generalmente el cloruro de sodio puede ayudar a rehidratar el cuerpo. Este tratamiento es indicado comúnmente en casos de deshidratación por diarrea o vómito. Los suplementos electrolíticos pueden ser administrados vía intravenosa para corregir deficiencias. Algunos también ayudan al cuerpo a restaurar el balance electrolítico rápidamente. Así como también protegen de los efectos negativos de ser tratado con otro método.

Medicamentos orales: estos son usados para corregir anomalías minerales crónicas en el cuerpo. Esto ocurre especialmente en personas con enfermedad renal en curso. Los medicamentos orales tratan desequilibrios electrolíticos como potasio, calcio y fosfato en niveles altos. Hemodiálisi

Hemodiálisis: este tipo de diálisis usa una máquina para eliminar los desechos del cuerpo. Una forma de hacer que la sangre fluya al riñón artificial es que el médico cree quirúrgicamente un acceso vascular o punto de entrada a los vasos sanguíneos. Este permitirá que una mayor cantidad de sangre fluya a través del cuerpo durante la hemodiálisis.

Esto significa que se puede filtrar y purificar más sangre. La hemodiálisis se usa cuando un desequilibrio electrolítico es causado por daño renal repentino y otros tratamientos no funcionan. El médico también puede decidir sobre la hemodiálisis si el problema electrolítico se ha convertido en una amenaza para la vida.

Suplementos: los suplementos pueden reemplazar los electrolitos agotados a largo o corto plazo, dependiendo la causa. Una vez que el desequilibrio electrolítico es corregido, el doctor tratará la enfermedad subyacente.

Fuentes

Holland, K.. (2017). All About Electrolyte Disorders. 2017, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/electrolyte-disorders#symptoms

Healthgrades Editorial Staff. (2016). Electrolyte Imbalance. 2017, de Healthgrades Sitio web: https://www.healthgrades.com/right-care/endocrinology-and-metabolism/electrolyte-imbalance

Medline Plus. (2016). Fluid and Electrolyte Balance. 2017, de National Institutes of Health Sitio web: https://medlineplus.gov/fluidandelectrolytebalance.html

Chemocare – Electrolyte imbalance

Califica nuestro artículo

99%
99%
¡Excelente!

Ayúdanos a mejorar. Califica nuestro artículo para que sepamos si te fue útil y es de tu agrado o bien, podamos mejorarlo para lectores futuros. ¡Gracias!

  • Clasificación de Usuarios (1 Votos)
    10
Compartir en:

Escríbenos